PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Marihuana, periodistas y prime time: cuando despedirte de tu trabajo es la mejor inversión

H

 

Charlo Greene es la nueva y astuta heroína de internet

Alba Muñoz

23 Septiembre 2014 12:49

Hace un par de noches se produjo un momento estelar en la televisión local de Alaska KTVA, y también de Internet: mientras informaba sobre los sondeos de opinión acerca de la legalización total de la marihuana, la presentadora Charlo Greene se dirigió a los telespectadores y pidió su voto para que el próximo 4 de noviembre se apruebe la regulación de los dispensarios de marihuana, pues la droga es legal en ese estado desde 1998.

Luego concluyó: “Que le jodan, lo dejo”. Charlo Greene abandonaba en público su trabajo, al tiempo que llamaba la atención de cientos de espectadores, que empezaron a grabar la emisión con sus móviles.

Pudo parecer algo espontáneo, pero Greene lo había calculado todo: la periodista explicó que iba dedicarse al negocio de la marihuana, y que, de hecho, ella era la propietaria del único dispensario del Estado. De esta manera, y tras dejar el plató con mucho estilo, Greene convirtió su modesta intervención en el telenoticias local de Alaska en la mejor campaña para su floreciente negocio, y por qué no decirlo, en un troleo gremial considerable.

“Los periodistas sabemos que somos reemplazables. Nadie nos va a echar de menos, así que, ¿por qué no utilizar mi posición para asegurar que el próximo capítulo sólo verse sobre mí? […] A la mierda, voy a hacer otra cosa, voy a ser mi propia jefa, y voy a marcar la diferencia porque tengo la oportunidad de hacerlo”, explicó a Vice, justo ahora que se cumple un año de aquel otro viral protagonizado por una renuncia laboral

Todo apunta a que en la tierra de la ultraconservadora Sarah Palin no va a ser posible prohibir el consumo extendido de marihuana entre la población. Hay una industria a la espera y las “pelotas” de una presentadora local han resultado ser el mayor reclamo para votar: “Soy de Alaska. En Alaska se fuma hierba. Es lo que hay”.

share