PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El lobby de la carne paga a expertos para que contradigan el informe de la OMS

H

 

Cómo transformar la información científica en soluciones de negocio al margen de la salud

PlayGround

02 Marzo 2016 12:55

En octubre conocíamos una noticia que nos cerraba de golpe el estómago: la OMS había declarado cancerígena la carne procesada. Y posiblemente cancerígena la carne roja.

Por supuesto, la alarma no solo cundió entre la sociedad. El poderoso lobby de la industria cárnica vio cómo sus ventas peligraban como nunca antes y decidió que había que tomar cartas en el asunto urgentemente.

Este martes conocíamos gracias a La Marea que el lobby español de la carne pagó estudios científicos para contradecir a la OMS. La información se sostiene en un documento remitido de forma anónima al buzón de filtraciones Fíltrala.

El documento revela que las cuatro principales corporaciones del sector cárnico en España (Interporc, Provacuno, Asici e Interovic) intentaron contrarrestar la información de la OMS a través de una agencia de comunicación (SPRIM). Según reza su propia web, el objetivo de dicha agencia es "transformar la información científica en soluciones de negocio con valor estratégico añadido".


SPRIM ofrece sus servicios para 'transformar la información científica en soluciones de negocio con valor estratégico añadido'



El plan consistió en contar con la colaboración de cinco expertos de primer nivel que trasladaran a los "distintos medios de comunicación, así como a las sociedades científicas y médicas, argumentos científicos en defensa del sector", tal y como aparece escrito en el propio documento.

También activó una estrategia digital con la que, se trataba de "contrarrestar la información negativa aparecida por la publicación del informe de IARC". Es decir, había que poner en entredicho a la Asociación Internacional para la Investigación del Cáncer.


El plan consistió en contar con la colaboración de cinco expertos de primer nivel que trasladaran a los "distintos medios de comunicación, así como a las sociedades científicas y médicas, argumentos científicos en defensa del sector"


El proceso para contradecir o matizar las declaraciones de la OMS consistía en publicar artículos en blogs, publicidad online, identificación y estudio de las informaciones relacionadas con el informe, trabajo en SEO para que los argumentos de la industria "alcancen las primeras posiciones del ránking de los buscadores", entre otras muchas acciones.

Para realizar este trabajo, se contactó a Carmen Vidal Carou, catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona; Abel Mariné, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona; Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital de La Paz, en Madrid; Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y Susana Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón (Madrid).


Los expertos en ningún caso actuaron como portavoces del sector, sino que hablaron en su calidad de profesionales, aseguran desde SPRIM


Contactados por La Marea, los responsables de comunicación de SPRIM aclaran que "los expertos en ningún caso actuaron como portavoces del sector, sino que hablaron en su calidad de profesionales insistiendo en las recomendaciones de frecuencia de consumo adecuadas, teniendo en cuenta los beneficios del consumo en la frecuencia recomendada y riesgos de los excesos".

Los profesionales contactados por SPRIM aseguran no haber recibido dinero alguno en conceptos de honorarios por su colaboración, aunque sí reconocen haber percibido cantidades por otros conceptos. "Los 500 euros brutos que me ofrecían no son honorarios, sino una gratificación que da para pagar los taxis y poco más", justifica Carmen Vidal Carou.


A los pocos días de publicarse en informe de la OMS, la Asociación Española de Pediatría Extrahospitalaria y atención primaria emitió una nota de prensa en la que recomendaban un consumo de carne en niños de "entre 5 y 8 veces por semana".


La maniobra de contrainformación fue todo un éxito

Según SPRIM, en los primeros días de esta 'crisis', realizaron "cerca de 100 gestiones con medios de comunicación [con] más de 1.600 noticias publicadas". Los frutos no tardaron en llegar.

A los pocos días de publicarse en informe de la OMS, la Asociación Española de Pediatría Extrahospitalaria y atención primaria emitió una nota de prensa en la que recomendaban un consumo de carne en niños de "entre 5 y 8 veces por semana". El lobby aumentó tanto las críticas al informe que la OMS tuvo que matizar unos días después que lo que recomendaban era no dejar de comer carne sino disminuir su consumo.

Pero, este aluvión de información para contradecir a OMS no fue nada más que la primera fase del plan.

La segunda y tercera fase se desarrollarán en la primera mitad del 2016. Para estas dos partes se ha habilitado un presupuesto de 102.000 euros. Ese dinero incluye lo que califica de 'honorarios a los expertos colaboradores' (4.500 euros).

Los expertos aludidos apuntan que la maniobra del sector está dentro de lo habitual. "El sector cárnico tiene derecho a defenderse, del mismo modo que hacen todos los sectores: no se trataba de contradecir a la OMS, sino de matizar su comunicado y explicarlo", argumentaba para La Marea Abel Mariné.

[Via La Marea]

share