PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La dieta del lingote: Dubai regala oro a los padres que adelgazan a sus hijos

H

 

El programa gubernamental “Tu hijo en oro” busca motivar a las famílias, y así dejar de ser el sexto país con más obesos del mundo

Alba Muñoz

01 Agosto 2014 17:23

La obesidad infantil se está convirtiendo en una pandemia y son los padres quienes tienen la responsabilidad de atajarla. Y en el mundo adulto, los principales enemigos de las dietas pueden resumirse en tres: genética, constancia y motivación.

En Dubai, Emiratos Árabes, tienen un grave problema:es el sexto país en la lista de los más obesos del mundo. Sin embargo allí saben cómo motivar a sus ciudadanos. El gobierno ha puesto en marcha el programa “Tu hijo en oro”, cuyo mecanismo es perversamente sencillo: todas las familias que acrediten que sus hijos obesos han perdido más de dos quilos podrán ser elegidas para recibir oro en función de los kilos que sus vástagos adelgacen.

“El Ramadán es la época más apropiada para lanzar estas iniciativas, que nos recuerdan los beneficios para la salud que tiene la reducción de peso y nos anima a tomar medidas enérgicas para cambiar nuestros malos hábitos”, se lee en la web del gobierno. También se organizarán talleres sobre alimentación equilibrada y citas deportivas.

El año pasado el mismo programa se aplicó en la población adulta de Dubai y el gobierno desembolsó 570.000 euros en oro. Queda claro que el país, enriquecido por el negocio del petróleo, tiene presupuesto para convertir la salud de sus ciudadanos en un casino. De hecho, alrededor del 40% del intercambio físico de lingotes de oro del mundo circuló por sus calurosas tierras el año pasado.

Algunos médicos del país ya han alzado la voz contra la campaña, puesto que los funcionarios que darán los gramos de oro a las familias (un gramo por cada quilo, unos 37 euros de beneficio) no son profesionales de la salud y no deberían promover la pérdida de peso con simples recomendaciones, mucho menos en edad de crecimiento. “No estoy de acuerdo en absoluto, es perjudicial para la autoestima del niño y les exige una responsabilidad emocional para la que no están listos”, explicó el psicólogo Charmaine van Zyl a Cosmopolitan.

En Dubai parecen haber extendido la idea de beneficio para la salud a beneficio para el bolsillo, y de paso han convertido esa meta en una distracción. Sin embargo esto no es nuevo en Occidente: en Estados Unidos el adelgazamiento como espectáculo es ya un clásico televisivo. Programas como Ya no estoy Gordo de MTV o Extreme Weight Loss, de la cadena ABC son ejemplos de ello. Ganar dinero a cambio de bajar de peso tampoco es novedad en Norteamérica: Healty Wage seduce así a sus clientes con sobrepeso.

Y en toda esta rentable rueda de sufrimiento y ansiedad, la educación nutricional queda en un claro segundo plano. Tampoco nadie menciona que el peso de un niño puede convertirse en una forma fácil de ganar dinero en Dubai. Se espera que unos 15.000 niños se apunten a la competición.

share