Actualidad

El líder mapuche que lucha contra Benetton: ¿"terrorista" o "preso político"?

Jones Huala lleva un mes detenido por la rebelión contra las tierras de la empresa en la Patagonia Argentina

Aunque esté en la cárcel desde hace un mes, el líder mapuche Jones Huala sigue siendo un referente para su comunidad y un dolor de cabeza para los gobiernos argentino y chileno.

Ahora, cuenta El País, ha iniciado una huelga de hambre. "Estamos cansados de la opresión, el despojo de sacarnos las tierras y que nos maten y nos detengan cuando quieren", contó en una entrevista con el diario español.

En otra entrevista anterior con Radio Rebelde citada por Perfil, aseguró que es "un perseguido político". Y justificó "la violencia como herramienta de autodefensa y liberación".

Las autoridades le relacionan con la actividad violenta de los grupos rebeldes mapuches que están en pie de guerra contra la empresa Benetton por las tierras de casi un millón de hectáreas que posee en la Patagonia y que los indígenas reivindican como de sus ancestros. La empresa dice que da trabajo a varios nativos.

Pero, aunque el estado chileno acuse a Huala de "terrorista" por ser el principal sospechoso de haber liderado la acción que derivó en el incendio de un latifundio en 2013, lo cierto es que la violencia se ceba más con los mapuches rebeldes que con nadie más.

Son ellos los que son detenidos y, en algunas ocasiones, agredidos y hasta asesinados por la policía en la represión a las marchas.

Hace cinco días, según informó Página 12, desapareció el activista bonaerense Santiago Maldonado, visto por última vez huyendo de balas de la policía en una protesta de la comunidad mapuche en Cushamen, Esquel. Su hermano Sergio denunció el domingo en declaraciones al medio argentino que llevaban 72 horas sin saber nada de él.

Es el lugar donde tiene las tierras Benetton y donde el líder Huala ha llevado a cabo la mayor parte de sus protestas.

Nacido en Bariloche hace 31 años y padre de un niño, Huala viajó a Cushamen (200 kilómetros al sur) a luchar por las tierras de Benetton "por cuestiones de linaje", contó a El País, pues ser un líder —o un lonco, como dicen ellos— "es algo que no se elige".

Es la segunda vez que está en prisión. El año pasado fue detenido por motivos similares. Chile pide su extradición y allí la ley es más dura con la resistencia indígena: le podrían caer 18 años por delitos de terrorismo.

La resistencia mapuche no entiende de fronteras, quienes luchan por las tierras lo hacen en toda la Patagonia.

Y, según el propio Huala, tampoco hay mucha diferencia entre el trato que les ha dado el actual gobierno de Macri y el kirchnerismo. "Con el kirchnerismo fuimos reprimidos y nos hicieron inteligencia, pero con el macrismo eso se multiplicó por tres. Mi prisión es ilegal, considero que estoy secuestrado por el Estado. Por eso llamamos a la solidaridad internacional y así como muchos salen a condenar el régimen de Maduro, aquí, los Pueblos Originarios necesitamos que hagan lo mismo con la represión brutal que hay contra las organizaciones sociales y el pueblo mapuche", dijo al rotativo.

Amnistía Internacional viene escuchando esas peticiones y condenando las agresiones al pueblo mapuche desde hace años.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar