Actualidad

5 libros para los que aman salir de fiesta

Porque todo fiestero debe tener sus Biblias secretas para petarlo también en la intimidad

Luces de colores, música envolvente, drogas de todos los tipos, tamaños, formas y sabores. Risas, muchas risas. Y baile, también mucho baile. Porque la literatura, aunque a veces no lo creamos, es una continua fiesta. Desde las reuniones clandestinas en una buhardilla de París hasta las raves silenciosas de un apartamento en Brooklyn, o desde las noches de alcohol en una taberna mexicana, hasta las tardes en pisos victorianos, todo decorado con flores.

Los libros más icónicos de la historia no serían nada sin sus respectivas celebraciones, descritas a la perfección y con la ebriedad suficiente para parecer tan reales. Fiestas que, por otro lado, no son otra cosa que un reflejo de la vida ajetreada de sus autores. En la escritura no todo son máquinas de escribir, teclados de MacBook o lápices afilados: los aditivos son una parte importante del organismo de quien compone párrafos o versos dispuestos a pasar a la historia.

Todas esas escenas e imágenes se convierten, además, en una verdadera inspiración para el lector, y por eso seleccionamos 5 libros que representaran esas madrugadas de perversión y alcohol que tanto nos gusta leer y vivir. Lecturas tan poderosas que dejarán resaca, incluso si no hemos salido de nuestra casa en toda la noche. Páginas pegajosas como el sexo. Cubiertas que huelen a vodka. Orgías de letras inagotables e influyentes. Pura jarana.

1. Menos que cero, de Bret Easton Ellis

Clásica lectura para escritores principiantes. Un libro que nos abre los ojos desde muy jóvenes y nos hace desear ser pijos con pasta que puedan gastar todo lo que quieran en alcoholes y drogas caras. Por este motivo, los personajes de Menos que cero son tan repelentes como admirables. Las generaciones posteriores a Bret Easton Ellis se han inspirado enormemente en este libro, ya no sólo por el retrato que hace de la juventud, sino por los sentimientos de desidia que Clay, su protagonista, muestra durante la obra y con los que muchos millennials se identifican, incluso si han pasado 30 años desde su publicación.

2. Una rubia imponente, de Dorothy Parker

Se habla mucho de grandes beberores, pero cuando una mujer le da al vino blanco o al whiskey los que están a su alrededor deberían echarse a temblar. Los que sí tiemblan son los que rodean la vida de esta adicta al juego, a la bebida, a las reuniones con amigos y a los hombres que la maltratan y que le destrozan el corazón. No subestiméis el poder de las rubias imponentes. Tragan todo lo que les pasa por delante. Nos dejan el hígado y el corazón machacado.

3. Subterráneos, de Jack Kerouac

La obra de Jack Kerouac es una continua definición de la generación a la que perteneció, y no nos referimos unicamente a la generación literaria, sino más bien a aquello que vivieron los jóvenes de su tiempo, y que ahora en nuestro imaginario es mucho más emocionante y luminoso: chavales comprometidos políticamente, integrantes de religiones lejanas y casi desconocidas en su país, drogatas que sobrevivieron a años peligrosísimos, amantes de la música jazz y de las fiestas en pisos extraños celebradas en sótanos de San Francisco o Nueva York. Puede que Subterráneos sea una obra menor dentro de la bibliografía de Kerouac, sin embargo es una lectura necesaria para todo amante de la bohemia más alucinada.

4. Joven y alocada, de Camila Gutiérrez

Dejamos atrás los Estados Unidos y el siglo XX y nos vamos al Chile de nuestra época. Allí la escritora, guionista e It Girl Camila Gutiérrez nos regala la historia de Joven y alocada, cuya sinopsis está en el propio título y cuya atmósfera es la de un mundo lleno de sexo, cosas rosas, fiestas adolescentes y rebeldía. El descubrimiento de la homosexualidad, el mundo de la blogosfera, el odio a los padres, a la religión, y a las normas que nos oprimen cuando somos adolescentes con ganas de descubrir el mundo son las cosas que podemos descubrir entre sus páginas. Joven y alocada se convirtió en película y no es raro que Gutiérrez esté destinada a convertirse junto a Lena Dunham o Gia Coppola en una de las grandes voces de nuestra generación.

5. Azul casi transparente, de Ryu Murakami

¿Qué es una fiesta si no termina en orgía? Eso es lo que debían preguntarse los personajes de Azul casi transparente, una novela sobre rock, desfase y sexo ambientada en Japón. Este libro absolutamente traumático pero delicioso es la guinda perfecta para un pastel de escenas y letras llenas de juerga. Las páginas de Ryu Murakami están protagonizadas por la autodestrucción, y por ese sentimiendo tan presente también en todos los libros citados de que más allá de la juventud no hay nada. De que más allá de la fiesta no hay nada. De que hay que pasarlo bien, como si no hubiera un mañana.

Pero nosotros sí deseamos un mañana.

Aunque sea transparente.

Aunque duela como la resaca.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar