PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este es el libro más bonito del universo

H

 

Porque está lleno de dibujos de la mítica Sylvia Plath

Luna Miguel

10 Octubre 2014 10:06

Sylvia Plath no es un genio cualquiera, su sombra caliente rodea las gargantas de miles de lectores, de aspirantes a poeta y de adolescentes que quieren ser como ella: hermosa, fuerte, brutal. Quizá el modo en cómo acabó su vida sea poco esperanzador, pero no cabe duda de que su trágico suicidio ha sido uno de los puntos clave a la hora de engrandecer su mito.  

Por eso no hay joven lector en este planeta que no haya sentido cosas enormes al acercarse a sus poemas. La rabia contenida en ellos late de un modo adolescente en los cerebros de quienes los engullen como si en vez de ser de papel fueran grandes golosinas ardientes. Plath es un mito, sí. Plath es una musa. Plath es una marca que preside nuestras estanterías, a pesar de que en España sea muy difícil encontrar una buena traducción, o una buena edición, o un continente respetuoso para su gran obra.

De hecho, recientemente la editorial Nórdica ha venido para romper esa maldición que caía sobre ella, y ha publicado Dibujos, un volumen precioso que recoge todas las pinturas de Sylvia Plath, la mayoría de ellas relacionadas con sus viajes o con sus sueños. Detalles de barcos, de gatos, de esquinas escondidas que en algún momento le enamoraron, y hasta un retrato de su infiel marido, Ted Hughes (en la imagen de cabecera), de cuando todavía parecían una pareja feliz, y antes de que el mundo de ella pasara de ser rojo, a convertirse en algo completamente oscuro.

No es la primera vez, sin embargo, que Nórdica trae un regalo tan grande a los fans de la poeta suicida. El año pasado la editorial publicó un pequeño artilugio ilustrado en cuyo interior se encontraban los poemas de Tres mujeres. María Ramos fue la encargada de traducir esta obra de teatro poemada, o este poema teatralizado que representa la vida de tres voces muy femeninas en un hospital de maternidad.

El mundo de Plath, decíamos, no es el de un genio cualquiera. Su sombra se alarga y nos oprime el corazón, haciéndonos desear cada una de esas cosas que tienen que ver con ella. Por eso no es una locura proclamar que Dibujos es el libro más bello del universo. Quien no lo crea, se equivoca.  

share