PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En libertad el hombre que intentó matar a la actriz Sara Casasnovas con una ballesta

H

 

El acusado, Arndt Meyer, confeccionó un álbum dentro de prisión en el que incluía fotografías de la víctima y de otras siete actrices españolas.

G.C.

31 Mayo 2017 18:23

Última Hora Press

Ardnt Meyer, un alemán de 49 años, salía ayer de prisión tras cumplir condena en la cárcel de Estremara (Madrid). Fue detenido en 2009 por el intento de homicidio de la actriz española Sara Casasnovas. Meyer, que sufre un trastorno de personalidad, llevaba un año y medio acosando a la actriz gallega a través de las redes sociales y mediante cartas enviadas a su domicilio.

La actriz había presentado varias denuncias contra él pero no había conseguido una orden de alejamiento. Finalmente, en 2009, el condenado intentó matar a la actriz con una ballesta a su salida del teatro. Ella consiguió esquivar el disparo, dirigido a su cara, mientras el homicida la agarraba del cuello. La saeta alcanzó a otro de los actores compañero de Casasnovas en la manga de su chaqueta y, por fortuna, no le causó ninguna herida.

Ayer, Meyer terminó su condena: ocho años de prisión por intento de homicidio y por tenencia de armas. El día del intento de asesinato, el alemán llevaba una mochila con dos ballestas con sus repuestos, flechas de plástico con puntas tipo arpón de unos 15 centímetros, grilletes, un bote con gasolina, una soga gruesa y otra cuerda fina con el nudo del ahorcado en cada extremo, además de un cartel de la obra que la joven representó en marzo pasado.

En un principio, la orden del juez permitía que Meyer, una vez puesto en libertad, dispusiera de hasta 30 días en España para conseguir un vuelo de vuelta a su país, sufragado por él mismo. Sin embargo el hallazgo de un macabro álbum confeccionado por el delicuente durante su estancia en prisión y en el que se incluyen imágenes de otras siete actrices españolas, según publicó el diario El País, obligó a las autoridades a modifricar las condiciones por el peligro que supone el acusado.

Meyer ha sido trasladado hoy a Alemania y el vuelo ha sido pagado por el Gobierno español. La Policía se ha asegurado de recogerlo en la cárcel de Estremara y de llevarlo hasta su país donde ha sido entregado a la supervisión de la Interpol.

La actriz Sara Casasnovas. Imagen de José Paz

Según Carlos Castresana, el abogado de la actriz, la modificiación se debe a la "potencial peligrosidad" que supone Meyer y del riesgo que suponía para el resto de actrices españolas en su punto de mira.

El álbum fue descubierto por el personal penitenciario cuando buscaba un móvil desde el que supuestamente Meyer seguía acosando a la actriz. Casasnovas denunció varias llamadas recibidas en 2015 y 2016 así como la creación de una página de Facebook en la que aparecían hasta 80 fotografías de la joven amordaza, vendada y con un arma en la cabeza.

En su lugar encontraron una serie de fotografías de siete actrices españolas acompañadas de textos como "En un mundo ideal, una chica como esta sería el ejemplo de mujer con la que yo haría dulce amor y tendría hijos". Las identidades del resto de las actrices en el punto de mira del alemán no se han hecho públicas.

Lo más inquietante es cómo consiguió Meyer tener acceso a las fotografías. El periódico El País asegura que fue una ONG religiosa quién entregó tres sobres al condenado con imágenes de las mismas. La ONG, según relató el delicuente, estaría directamente relacionada con la Embajada de Alemania en España, algo que ha negado rotundamente la instución germana.

Meyer, nacido en Alemania y nacionalizado en Angola, trabajó como guardia de seguridad. En el juicio, celebrado en España en 2010, aseguró que su "trastorno de personalidad" es fruto del contínuo estrés y paranoia que sufría por miedo a ser atracado. En la vista oral aseguró que "no pretendía hacerle daño a la actriz porque estaba enamorado de ella" y que tan solo pretendía que "ella respondiese a sus cartas de amor".

Ahora en Alemania, será la Interpol quién se encargue de controlar los pasos del potencial homicida. Sobre él recae una orden de alejamiento de la actriz de 500 metros y la imposibilidad de pisar suelo español en cinco años. El abogado de la actriz ha dejado clara su preocupación sobre lo que pueda suceder después de esos cinco años.


share