Actualidad

El legado de Miyazaki está a salvo con este joven talento pakistaní

Usman Riaz quiere imitar a su ídolo con la película The Glassworker

Hayao Miyazaki ha guiado a una generación. El fundador de Studio Ghibli ha dirigido algunas de las mejores películas de la animación japonesa. Todos recordamos La Princesa Mononoke, El Castillo Ambulante o El Viaje de Chihiro.

Con una mezcla muy nipona de fantasía y realidad, sumado a una lucha por los sueños humanos y una visión inocente del mundo, el director inspiró a millones de personas que han crecido con sus historias. Por supuesto, entre ellas se encuentran las que han adoptado sus enseñanzas para crear algo similar.

Un claro ejemplo es Usman Riaz, un joven genio pakistaní que ha iniciado una campaña de crowdfunding para llevar a cabo su propia película: The Glassworker.

Loading the player...

Con solo 25 años, Usman Riaz es director de orquesta y conferenciante de Ted

Riaz lleva varios años ilustrando a mano esta historia. Almacena miles de dibujos, un storyboard y el guion original que quiere utilizar para cumplir su sueño. El joven es además músico y director de orquesta y él mismo ha creado la banda sonora con la que quiere acompañar su tan deseado filme.

Con tan solo 25 años, este soñador pakistaní ha sido conferenciante Ted y ha grabado varios discos que pueden escucharse en Spotify. Pero ahora su objetivo está en la animación. Quiere seguir el legado de Miyazaki, desde el respeto y con un lenguaje propio.

The Glassworker habla sobre la transición de la infancia a la edad adulta

The Glassworker habla sobre la transición de la infancia a la edad adulta de Vincent, un niño a quien su padre le está enseñando a soplar vidrio para que entre en el negocio. La trama se complica con la visita de Alliz, una cliente habitual de la tienda de quien se enamora irremediablemente.

La sinopsis recuerda más a cuentos japoneses como La vendedora de cerillas que a las historias más fantasiosas de Miyazaki. Sin embargo, Riaz insiste en que es su mayor inspiración y referencia.

Su campaña de crowfunding necesita reunir 27.000 euros más a falta de 45 días

Usman Riaz pretende crear la primera película de animación pakistaní —pese a que en la actualidad vive en Boston— hecha completamente a mano. Sin embargo, para llevarla a cabo su estudio Mano Animation necesita unos 57.000 euros, dinero que intentan recaudar a través de Kickstarter.

En la actualidad, Riaz ya ha conseguido más de 30.000 euros. Pero, a falta de 45 días para que finalice la campaña, se cuestiona si conseguirá el objetivo que podría ponerle en lo más alto de la animación mundial.

La vida es bella pero frágil, como el cristal

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar