Actualidad

5 lecturas necesarias para los que detestan tomar el sol

En verano todo son recomendaciones para llevarse a la playa y a la piscina, ¿pero qué pasa con los que no nos gusta tomar el sol?

Cuando llega el verano el mundo no se detiene, sino que gira mucho más lento y pegajoso de lo normal. Las calles pertenecen a los turistas, las oficinas huelen a sudorosos empleados sin vacaciones y los hogares suenan a aspas de ventilador moviéndose de manera cada vez más violenta.

Sin embargo, en el mundo editorial el silencio es casi absoluto. Es posible que aún queden algunas novedades por aparecer, pero a mediados de julio, de pronto el sector del libro ya no existe: las imprentas se repliegan hasta la rentrée y los Community Managers y periodistas culturales en reserva hacen todo lo posible para llamar la atención de los lectores.

¿Cuál será El Libro de agosto? ¿Qué novelón pasará de mano a mano y de toalla a toalla en las playas y piscinas de nuestro país? ¿De qué trama fresquísima y perturbadora se hablará en todas las sobremesas? ¿A qué autor entrevistarán en todos y cada uno de los suplementos estivales de la prensa escrita? ¿Qué lectura, por fin, nos hará vencer a ese calor pegajoso que ralentiza al mundo?

Más allá de esas novelas destinadas a convertirse en la canción del verano, nosotros hemos seleccionado otras cinco lecturas imprescindibles para leer a la sombra en la paz de nuestros hogares, de nuestras oficinas o de nuestras vacaciones muy (pero que muy) alejadas del barullo playero.

Porque nos gusta habitar el recuadro negro que dibuja la sombrilla en el suelo. Porque no queremos que nuestra piel huela a Protección 50. Porque no queremos dramones de mil páginas, sino historias de las que aprender, aquí nuestra shortlist literaria menos canicular:

1. Anatomía de la memoria, de Eduardo Ruiz Sosa (Candaya)

Cuando la literatura se convierte en medicina, podemos sospechar que estamos ante una obra que no nos dejará indiferentes, porque nos curará. Cuando además esa obra habla de un grupo de personas locas y enfermas que aman la poesía, la revolución y la vida, podemos sospechar que hay mucho de lo salvajes Roberto Bolaño y de los bohemios parisinos de Julio Cortázar entre sus páginas. El mexicano Eduardo Ruiz Sosa es el autor de Anatomía de la memoria, una novela de esas que la abras por donde la abras conseguirá atraparte. Una obra que cura y que enriquece, como una intensa terapia.

[Emoji de una jeringa.]

2. You can make anything sad, de Spencer Madsen (Publishing Genius)

Madsen es uno de los abanderados del movimiento de la Alt Lit. Él es editor, agitador cultural, y además poeta. Aunque lo que encontramos en su You can make anything sad no es solo lírica, sino también listas de cosas (como sinopsis de posibles reality shows) y recopilaciones de pensamientos locos. Porque para él todo y nada es poesía, y porque en este libro, al final, lo que descubrimos es una crítica a la vida moderna escrita desde un estado de indiferencia, pero tejida con mucha ironía.

[Emoji de un corazón.]

3. Aquel verano, de Jillian & Mariko Tamaki (La Cúpula)

No todos los veranos de la infancia son perfectos e ideales, al igual que no todas las historias de amor, familia y adolescencia han de acabar bien. De hecho, en Aquel verano de las primas Jillian y Mariko Tamaki, el mundo descrito no es para nada un paraíso adolescente, sino más bien lo contrario. Padres que se pelean, amistades de toda la vida que se tuercen, cuerpos de niñas que ya no son tan niñas y que descubren demasiado pronto los odiosos problemas y miedos de la vida adulta.

[Emoji de las dos chicas rubias, y también emoji de una ola.]

4 . Las mil y una historias de A. J. Fikry, de Gabrielle Zevin (Lumen)

¿Cómo convertir el odio por los libros en amor por los libros?: esa es la historia de Fikry, un librero antisocial que detesta todo (o prácticamente todo) lo que le rodea. Sus gustos literarios son muy específicos y exquisitos, y sus tardes prefiere pasarlas solo, comiendo mal y bebiendo mucho alcohol. Pero a veces las malas costumbres cambian, y quizá el hecho de conocer a una nueva y curiosa persona sea lo que nos lleve a reformular nuestra concepción del mundo. Así, Fikry dejará a un lado la botella de whisky, probará a leer libros que nunca había soportado, y se dará cuenta de que más allá de las apariencias hay un mundo por descubrir.

[Emoji de una copa de martini con aceituna dentro.]

5. Payasadas, de Kurt Vonnegut (La Bestia Equilátera)

Autor fetiche. Clásico moderno. Héroe para cada una de las nuevas generaciones de nuevos lectores y escritores y autor de innumerables frases que se han convertido en tatuajes en tantas pieles alrededor del mundo. Kurt Vonnegut es un pequeño dios literario que enamora con su manera dura y crítica de mirar el mundo. Este año, la editorial Bestia Equilátera ha decidido recuperar uno de sus títulos más envenenados, Payasadas, que imagina un mundo futurista, cuyas desgracias se parecen mucho a aquellas que pueblan nuestro presente. Un MUST.

[Emoji de una señal de peligro]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar