PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Descubren un gigantesco planeta más caliente que muchas estrellas

H

 

Kelt-9b es dos veces más grande que Júpiter y tiene unas temperaturas de 4.300ºC

astrid otal

06 Junio 2017 15:13

Pam Frost Gorder

Es un mundo infernal e inhóspito. Posee una temperatura de 4.300 grados que hace la vida impensable. Con un tamaño dos veces el de Júpiter, no cabe mucha duda de por qué los astrónomos lo han definido como el gigantesco planeta más ardiente jamás descubierto.

Se encuentra fuera de nuestro Sistema Solar, a 650 años luz de distancia de la Tierra y ha sido el telescopio KELT, que se encarga de buscar exoplanetas que giraran alrededor de astros más masivos que el Sol, el que detectó al que se ha bautizado como Kelt-9b.

En un artículo en Nature, los científicos escriben que un año dura allí tan solo un día y medio, el tiempo en el que tarda en completar su vuelta a su astro. Al encontrarse 30 veces más cerca de su astro que la Tierra del Sol, el calor que recibe es tan intenso que el planeta se hincha como un bizcoho al horno y los grados hacen imposible que moléculas como las del agua, dióxido de carbono o metano se junten.

Debido a esa peligrosa proximidad con su estrella, además sufre un bloqueo y siempre muestra la misma cara hacia su sol. Le envuelve una atmósfera complatemente diferente de las que se han podido ver.

De este Júpiter ardiente encontrado tan fascinante, que alberga más calor que muchas estrellas, queda el misterio de si es posible que tenga una cola de gas que brille intensamente como la de un cometa y de si aloja un núcleo sólido como el resto de planetas.

"Según la mayoría de teorías de formación de planetas sí debería tenerlo y estar hecho de roca y hielo", se apunta.

Su fecha de muerte es lo que puede intuirse con más facilidad. En los próximos 200 años se sabe que la estrella que orbita agotará todo su hidrógeno y comenzará a morir aumentando su tamaño. En la expasión del astro, el planeta podría ser engullido y perdido para siempre.

"Exactamente lo que le sucederá al planeta en este punto está lejos de ser claro", matizan los autores. Pero ahora conocer su mundo tan extremademente inhóspito permite "una mejor comprensión de nuestro universo y de las leyes que lo gobiernan". Como hacer más sólida la idea de que hay planetas que soportan estas condiciones y podrían encontrarse nuevos al lado de otros astros inmensamente brillantes del Universo.

share