Actualidad

Los bebés que juegan con móviles y tablets aprenden a hablar más tarde, dice un estudio

Cada vez es más habitual que los bebés se distraigan con tablets. Pero, ¿y si fuera perjudicial para su desarrollo?

Vuelves del trabajo tras una larga jornada laboral y tu bebé te espera con los brazos abiertos. Podrías jugar con él y darle la atención que lleva queriendo todo el día, pero necesitas avanzar la reunión de mañana (o simplemente descansar), y no tienes tiempo para juegos.

Decides deshacerte de él un rato, así que sopesas la opción de ponerle la televisión o darle algún juguete. Sin embargo, sabes que lo único que quiere es lo mismo a lo que estás enganchado todo el día: el teléfono móvil o una tableta.

Esta situación, que cada vez se da en más y más familias, podría estar perjudicando gravemente al desarrollo de los más pequeños . Y es que un nuevo estudio señala que jugar con móviles y tablets provoca que los niños entre seis meses y dos años desarrollen el lenguaje más tarde de lo normal.

Vía Playbuzz

El estudio acaba de ser presentado en el 2017 Pediatric Academic Societies Meeting, y sus datos son esclarecedores.

“Creo que es el primer estudio que examina la relación entre el retraso en la comunicación de los niños y los dispositivos móviles multimedia”, ha explicado para CNN la doctora Catherine Birken, investigadora principal del estudio.

Para llegar a esta conclusión, el análisis contó con los datos de 900 niños. Sus padres informaron tanto del tiempo que pasaban delante de estos aparatos y su nivel de desarrollo lingüístico. El 20% pasó una media de 28  minutos al día usando pantallas. Y cada aumento de media hora provocaba que el retraso fuera mayor en un 49%. Eso sí, no se halló ninguna relación en el desarrollo cognitivo o la comunicación gestual.

El estudio está lejos de ser concluyente, ya que es la primera ocasión en la que se examina estos datos concretos. Aun así, es un buen punto de partida para analizar un problema que cada vez se repite en más familias.

Vía The Loop

En cuanto a la edad idónea para que los niños comiencen a “jugar” con estos aparatos, la Academia Americana de Pediatría, citada por CNN, recomienda negar todo contacto con ellos hasta los 18 meses. Y, de los 18 a los 24, comenzar a dejarles interactuar con algunos vídeos y juegos siempre supervisados por los padres.

No obstante, no todos piensan de este modo. La psicopedagoga Alma García, que ha hablado con Lenovo sobre este tema, cree que no hay ninguna prisa:

“La excusa de que ‘han de usarlo porque todos lo usan y será importante en el futuro’ no es válida, porque aunque no lo usen hasta los 15 años, en dos días sabrán manejarlo perfectamente. Muchos creen que están haciendo algo positivo, que les están estimulando, pero así están quitando tiempo de interactuar con ellos. No les dejaría el móvil hasta comenzar la primaria”.

Pero la idea de García no parece cumplirse. Los datos revelan que el 40% de los niños menores de 2 años ya han utilizado el móvil alguna vez en EEUU, un dato que incluso puede aumentar en algunos países superiores.

La mayoría coincide en que el problema no solo se encuentra solo en que los niños usen el móvil tan pequeños y esto retrase su desarrollo. Sino en que, además, esto provoca que la interacción con sus padres sea mucho menor.  

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar