Actualidad

El jardín del futuro está hecho de algas cibernéticas

'H.O.R.T.U.S” es un proyecto de agricultura urbana basado en las nuevas tecnologías, la interacción humana... y las ciberalgas

Lo primero que ves es un tinglado de cables, tubos de plástico, sensores y viales llenos de líquidos de colores: te preguntas entonces si estás en una película de ciencia ficción. Luego te preguntas qué hará toda esa gente soplando a través de tubos, y haciendo llegar aire a macetas colgantes rellenas de lo que parece enjuague bucal. No te imaginas que en realidad te encuentras ante el jardín del futuro. Ni más ni menos.

Creado por el estudio londinense EcoLogic, el proyecto “H.O.R.T.U.S”, que puede verse estos días en la Bienale Internacional de Arquiectura de Rotterdam, es un ecosistema complejo y altamente tecnificado, en el cual la agricultura, la jardinería, la recogida de datos biométricos y la actividad humana se configuran de una forma nunca vista.

El fruto central alrededor del cual se ordena este no son lechugas ni tomates, sino algas. De hecho, la forma más sencilla de describir “H.O.R.T.U.S.” es como un jardín de algas colgante. Precisamente este es el motivo por el cual se invita al paseante a soplar en tubos, pues así suministra CO2 a las plantas y microorganismos. ¿Y cuál es el fin último de todo esto? "H.O.R.T.U.S." propone nuevas formas de cultivo, baratas y sostenible, para hacer frente a la progresiva escasez de tierras cultivables. Igualmente responde a la pregunta sobre cómo cultivar en las ciudades, una cuestión esencial en un mundo de fuertes crecimientos urbanos, cambio climático y escasez de recursos.

¿Pero por qué algas?

En los últimos años, el cultivo de las diferentes variedades de esta especie vegetal ha ido creciendo exponencialmente de una forma bastante discreta. Tanto las microalgas, como las formaciones más complejas, que son con las que estamos más familiarizados, han demostrado ser organismos versátiles y extremedamente resistentes. Sus valores nutricionales y aporte energético las convierten en perfectas candidatas para convertirse en fuente de alimento. Paralelamente su cultivo para producir biodiesel es cada vez más frecuente. Por eso, su papel dentro de las nuevas agriculturas se prevé cada vez más importante, teniendo en cuenta además lo relativamente sencillo y barato de su cultivo, que como vemos ni siquiera necesita tierra.

Con su fusión de naturaleza y tecnología, "H.O.R.T.U.S." pretende ofrecer datos fiables y útiles a los nuevos agricultores. De ahí la abundancia de sensores en todos los rincones de la instalación. Su función no es sólo procurar el nimbo de nave espacial que todos hemos visto en tantas películas, sino ofrecer en tiempo real datos sobre el desarrollo de los organismos, y ponerlos a disposición del público. Paralelamente, despliega un jardín virtual que se puede recorrer, y en el que se puede hacer un seguimiento del jardín real. Como si de un desdoble a lo Second Life se tratase.

Hasta la fecha “H.O.R.T.U.S.” ha sido presentada en varias bienales y encuentros internacionales siempre con la intención de convertirse en un prototipo elemental para las nuevas ciudades.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar