Actualidad

Cuando las apps cambian la vida de la gente de verdad

KNFB Reader permite a los ciegos moverse por el mundo sin barreras

Un porcentaje enorme de la información que recibimos diariamente llega a nosotros a través de la vista. Desde el tipo de té que te tomas por la mañana hasta el enésimo whatsapp tontuno, las paradas del metro o muchos otros datos útiles para tu vida cotidiana llegan a ti en formato impreso. Y apenas le damos importancia.

Para un invidente, sin embargo, las cosas son un poco más complicadas. Por eso la llegada del KNFB Reader es la noticia del día para muchos, porque por fin hay una app que permite a tu smartphone leer cualquier texto escrito. Básicamente, tu teléfono se convertirá en tus ojos.

No sólo eso. Entre otras muchas funcionalidades para leer muchos tipos de texto distintos, basta con hacer una foto del texto en cuestión para que la app lo traduzca a lenguaje braille. Después el texto puede leerse y replicarse con cualquier dispositivo adecuado, como las líneas braille, que normalmente van conectadas al teclado del ordenador.

Un largo camino

El invento surge de una larga colaboración entre la National Federation of the Blind y el gurú del transhumanismo Ray Kurzweil. Además de abogar a favor de la inteligencia artificial y la singularidad tecnológica, Kurzweil es uno de los inventores más destacados de las últimas décadas en todo lo que se refiere al reconocimiento de textos y voz.

De hecho, suya es la patente de la primera máquina para invidentes capaz de trasladar lenguaje escrito a lenguaje hablado. Claro que aquella tenía el tamaño de una lavadora y costaba unos 40.000 euros. Esta nueva app sería una increíble evolución de su invento, portátil y más potente. Y sobre todo, asequible para (casi) todo el mundo: 90 euros no parece mucho dinero si te ofrecen algo que puede hacer de tu vida algo mucho mejor.

En sus primeros días de andadura, la app ya está recogiendo numerosos testimonios de personas que se están beneficiando de su uso. Incluso un usuario escocés tuiteó que le había ayudado a leer sus papeletas de voto en el referéndum. A tomar decisiones políticas sensatas, eso sí, todavía no puede ayudarnos nadie.

¿El único "pero"? Que de momento KNFB Reader sólo existe para iOS. Sus creadores están trabajando en una versión Android e incluso plantean la posibilidad de adaptar el invento para Google Glass. Una jugada inteligente ya que así bastaría con ponerse las gafas para poder leer.

Al menos, por una vez, ni los haters del gadget ni los más tecnófobos del lugar tendrían motivos reales para quejarse.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar