Actualidad

La nueva investigación sobre las causas de la muerte de Amy Winehouse vuelve a determinar que la artista murió por el exceso de alcohol

La nueva juez encargada de la investigación, Shirley Radcliffe, así lo ha confirmado

Hace apenas un mes ya te contamos que el caso de Amy Winehouse se invalidó después de que se supiera que la inicial jueza instructora no cumplía con los requisitos necesarios para desempeñar esas funciones en el Reino Unido. Hoy mismo se ha celebrado una nueva vista en el tribunal de Saint Pancras y las conclusiones de la nueva instrucción son las mismas: la muerte de la artista se produjo a consecuencia del consumo de alcohol.

Tal como ha afirmado la juez forense Shirley Radcliffe, el alcohol en sangre de la artista, cuando falleció el 23 de julio de 2011, multiplicaba por cinco la tasa de alcohol permitida para conducir. Unos niveles capaces de causar la muerte que Amy optó por consumir voluntariamente. A su vez, en una declaración escrita de su médica de cabecera, Christina Romete, ésta afirmó que la cantante era una persona que "quería hacer las cosas a su manera" y que en ningún momento en vida quiso seguir sus recomendaciones en materia de salud.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar