Actualidad

El gran invento de Twitch, o cómo los videojuegos consiguen mayores audiencias que el fútbol

Una web que reproduce partidas jugadas por usuarios de nivel alto se convierte en la última sensación de la red, con unas audiencias de escándalo

Los videojuegos pueden ser más adictivos que la heroína, eso lo sabe cualquiera que haya jugado a ellos (incluso se sabe no habiendo jugado). Pero hay otro factor del gaming que raramente se ha tenido en cuenta y que es igualmente adictivo: ver cómo otros juegan a ellos. Esto es algo de cajón: incluso desde los tiempos de las máquinas recreativas, podía resultar tan apasionante ver a alguien jugar una partida -y vibrar con sus progresos, o decepcionarse con sus fracasos matando marcianitos- como echarla tú mismo. Con la irrupción de los ordenadores y las consolas, el jugar se volvió más privado, pero mucho más global: las timbas con los colegas tenían el plus no sólo de jugar, sino de disfrutar con la muerte o la derrota de tu rival en el juego, algo que se puede saber simplemente preguntando a cualquier usuario de Pro Evolution Soccer. Así que he aquí un interesante punto de partida para montar un negocio, algo que los responsables de la web Twitch supieron ver.

No se trata de comentar juegos, ni de generar juegos, ni de permitir el acceso al juego online. Se trata de ver una partida de lo que sea como si estuvieras viendo un partido de fútbol en la televisión. Y como era de esperar, la cosa engancha.

Los datos de tráfico de Twitch son espeluznantes: actualmente hay alojadas más de un millón de partidas de diferentes juegos subidas por los propios usuarios, hay 45 millones de usuarios únicos entrando al mes y el tiempo global que se consume dentro de la página supera los 12.000 millones de minutos. Gente que entra ahí para disfrutar de las habilidades de un jugador top en el juego de moda del mismo modo en que uno se abona a Canal + Liga para verse un Madrid-Barça. Y son números todavía ‘discretos’, pues todavía no ha llegado en masa el material que se puede jugar y grabar desde las consolas PS4 y X-Box; por ahora, el material lo dominan los juegos de PC.

La pregunta es: ¿cómo se hace negocio en Twitch? Sólo con la publicidad no, eso seguro. Hay cuotas de socios para acceder al mejor material y se están organizando torneos que aportan interesantes cantidades en premios. Además, los jugadores que empiezan a alcanzar estatus legendario y cuyas partidas son seguidas por más gente perciben una cantidad de dinero en proporción al tráfico que consiguen atraer a la web. De hecho, hay gente que ha dejado sus trabajos para dedicarse a jugar por dinero: generan partidas épicas que luego son consumidas por los gourmets del voyeurismo videojueguístico (perdonen el neologismo). Y así es como una idea tan sencilla como hacer social el ‘pipeo’ a la partida de un colega se ha convertido en un negocio millonario. Y mientras, tú ahí, delante de la pantalla, escaqueándote del trabajo. Vergüenza debería darte.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar