PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Depresión, intentos de suicidio y autolesiones: el infierno de los niños en los campos de refugiados

H

 

Save the Children acaba de publicar un informe en el que alerta de las terribles condiciones de vida que afrontan los niños migrantes, justo un año después de la entrada en vigor del acuerdo Turquía-UE

silvia laboreo

16 Marzo 2017 17:57

“El campo no es bueno. La gente bebe y pelea y no hay noche en la que podamos dormir bien. Beben por la noche y luego entran en la gran tienda blanca en la que duermen y patean las puertas, por lo que no podemos dormir. Después de tener que dormir en el aparcamiento enfermé por el frío. Tenía mucho miedo. Ellos quemaron las tiendas cercanas a las nuestras”.

Este es el estremecedor testimonio de Farzin, un niño iraní que vive desde hace cinco meses con su padre en el campo de refugiados de Chios. Algo similar a lo que cuenta Mina, una niña iraní de tan solo 7 años que ha vivido con su familia en la isla de Leros durante 6 meses. “No hay nada bonito aquí así que no hay ningún momento bueno durante el día. Este lugar es como una prisión y solo quiero volver a casa. No quiero estar aquí”.

Dos historias que retratan la realidad cotidiana de más de 5.000 niños que se encuentran atrapados en condiciones infrahumanas en las islas griegas, víctimas del tratado entre la Unión Europea y Turquía. Con el objetivo de arrojar luz sobre esta situación, la organización humanitaria Save the Children ha llevado a cabo una investigación que ahora publica en un informe.




Titulado “Una marea de autolesiones y depresión”, la investigación de Save the Children coincide con el primer aniversario de la aprobación del tratado de la UE con Turquía, que se puso en marcha como un mecanismo para reducir el número de migrantes que llegaban a Europa.

Como resultado del acuerdo, miles de refugiados y migrantes se encuentran ahora atrapados en cinco islas: Lesbos, Samos, Chios, Leros y Kos. A la espera de que sus solicitudes de asilo sean aprobadas o, en el peor de los casos, su devolución a Turquía. De los 13.200 seres humanos que se encuentran en esta situación, el 37% son niños. Y como sucede siempre, son ellos los que se llevan la peor parte.

Save the Children advierte en su informe acerca de las consecuencias que esta situación está teniendo en las vidas de los más pequeños. "Su salud mental se deteriora rápidamente debido a las condiciones creadas como resultado de este acuerdo", se lee en el informe. “En Save The children hemos sido testigos del aumento de los intentos de suicidio y autolesiones en niños de tan solo 9 años”, advierten. Además, los niños que han estado en los campos durante un periodo largo de tiempo han empezado a mostrar síntomas de depresión, estrés y ansiedad. “Este comportamiento incluye mojar la cama, pesadillas, dibujos inquietantes con mensajes negativos y un desinterés por las clases y actividades”, explican.

  

“En Save the children hemos sido testigos del aumento de los intentos de suicidio y autolesiones en niños de tan solo 9 años”


Otra de las tendencias que han observado los autores del estudio es el aumento del comportamiento agresivo de los niños. “Muchos pierden la esperanza de que van a salir de allí y eso conduce a impacientarse y ser agresivos física y verbalmente”, escriben desde Save the Children. Otros niños, particularmente aquellos que se encuentran solos, recurren al alcohol y las drogas para soportar la miseria en la que viven.

Frente a esta situación de indefensión, abusos, enfermedades y problemas mentales, desde Save the Children hacen un llamamiento “al gobierno griego y a la Unión Europea para que tome medidas inmediatas que protejan a los niños varados en el país y para prevenir al daño a largo plazo”. “La Unión Europea está retratando el tratado UE-Turquía como la solución perfecta para la crisis de refugiados. Sin embargo, un año después del cierre de la frontera, los niños refugiados atrapados en Grecia necesitan urgentemente seguridad, cuidados, proteccióm, servicios básicos, una información adecuada y accesible sobre sus derechos, educación jurídica y soluciones duraderas”, concluyen.



De forma paralela al lanzamiento del informe, el ministro de Exteriores de Turquía ha declarado en una entrevista que su país podría cancelar el acuerdo con la Unión Europea para la readmisión de inmigrantes. Mevlut Cavusoglu ha asegurado también que revisará el pacto sobre refugiados que alcanzó Turquía con la Unión Europea. "La Unión Europea ha estado malgastando nuestro tiempo con el tema de la exención de visado. No estamos aplicando el acuerdo de readmisión en este momento y estamos evaluando el acuerdo de refugiados", ha dicho Cavusoglu, en una entrevista con la cadena de televisión Kanbal 24.



share