Actualidad

11 fotos inéditas de Muhammad Ali que muestran su lado más íntimo

El gran campeón en pijama. Haciendo reír a su pequeña. Siendo feliz.

Cuando recordamos a Muhammad Ali, solemos pensar en un hombre duro. Extremadamente duro. Aunque nunca reprimió su sentido del humor y su actitud afable, su chulería y su estilo  encima del ring le hicieron ganarse la imagen del protagonista de una película de acción.

Por eso, la fotografía que más recordamos del boxeador es la portada de la revista Esquire de abril de 1968. Realizada por Carl Fischer, muestra a Ali herido por seis flechas. A un Ali que, como San Sebastián en la pintura realizada por Andrea Mantegna en 1480, es vencido por primera vez.

Pero la sesión de 1968 no fue la única que unió al luchador y al artista.

Dos años después, Fischer estaba haciendo fotos en una pelea entre Joe Frazier y Jimmy Ellis cuando vio a Ali. Estaba sentado entre el público. Oculto. Disfrutando del espectáculo. Pero cuando la pelea terminó, el boxeador se levantó y todo el mundo comenzó a vitorearlo.

" ¡Soy el campeón!" gritaba altivo, como acostumbraba a presumir delante de sus seguidores. 

El plan de Fischer no era fotografiar al boxeador. Pero cuando tienes a un campeón mundial delante, no puedes hacer caso omiso. Y, teniendo en cuenta la popularidad que había tenido la portada en la que apareció, Ali decidió invitar al fotógrafo a su casa. Le iba a mostrar algo que nadie había tenido la posibilidad de presenciar.

" Nunca hubo una fotografía que Ali no quisiese que hiciera. Fue una celebridad, un icono, pero nunca se comportó como tal", reconoce Fischer, recordando al ídolo que murió el pasado 3 de junio.

Así es como comenzó una sesión fotográfica que no ha visto la luz hasta 46 años después. Ali, más allá del ídolo, se muestra como un humano que vivía como cualquier otro.

" En casa de Ali nos esperaban amigos y familiares. Entre ellos Maryum, su hija que entonces tenía solo dos años", explica Fischer.

Gracias a ello, consiguió captar a Ali en las escenas más dulces en las que puede verse del boxeador.

En pijama y calcetines.

Haciendo reír a su pequeña.

Probando su biberón.

Y, por encima de todo, siendo feliz.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar