Actualidad

Las discográficas independientes piden a la Unión Europea que se investiguen las desinversiones de EMI

Los sellos reclaman que no se favorezcan los intereses de Sony y Universal, los nuevos adquirientes de EMI

La absorción de EMI por parte de Universal Music Group y el consorcio Sony/ATV sigue su curso. La noticia fue recibida con muchos recelos el pasado septiembre, abriendo el consecuente debate al respecto de la posibilidad de que ambos grupos, a resultas de la operación, vieran su posición de mercado fortalecida hasta el punto de llegarse a una situación efectiva de duopolio. El proceso de desinversiones impuesto por la Comisión Europea sigue su curso en los despachos, y precisamente esas operaciones son las que preocupan en el ámbito de la industria discográfica independiente. Hace pocos días la UFI (Unión Fonográfica Independiente) difundía un comunicado en el que se especifica la postura de la asociación sectorial IMPALA (que agrupa a buena parte de las discográficas independientes del territorio europeo) al respecto de la desinversión de EMI por parte de Universal y Sony. Te dejamos con dicho comunicado íntegro:

“Mientras continúan los avances de Sony y Universal para desprenderse de activos de su rival EMI –como parte de los requisitos que la CE estableció el pasado junio para aprobar la adquisición de esta compañía por parte de los dos líderes del mercado musical– las discográficas independientes han pedido ahora a la Comisión que intervenga.

La asociación sectorial IMPALA (que agrupa a las principales discográficas independientes europeas) ha solicitado a los responsables en Bruselas que procuren que el resultado de estas desinversiones promueva la competencia, en lugar de fortalecer el duopolio existente en el sector entre Universal y Sony. La noticia se produce después de que esta semana circulasen informes apuntando a que Sony y BMG, que mantienen una estrecha relación empresarial, realizaron una oferta conjunta por Parlophone y otros activos de Universal y EMI. BMG fue el comprador elegido por Sony para llevarse los catálogos de Virgin y Famous, y el mismo día se anunció que BMG le compraba Mute Records a Universal.

Estos hechos deberían encender las alarmas del regulador europeo, responsable de supervisar los procesos de compra y decidir si estos acuerdos cumplen con los estrictos criterios establecidos por la CE para asegurar que las desinversiones tengan el efecto deseado. Incluso se podría llegar a abrir una investigación con todas las de la ley.

A Universal y Sony se les permitió comprar EMI bajo el principio de que las desinversiones que realizasen compensaran adecuadamente por la reducción de la competencia en el mercado. Y para asegurarse de que esto sucede, se han establecido reglas estrictas. Primero, el comprador no debe tener conexiones con el vendedor. Segundo, la desinversión no debe crear nuevos problemas de competencia. Tercero, el vendedor no puede beneficiarse por estas desinversiones o readquirir influencia en el mercado sobre las mismas. Cualquier infracción de estas condiciones, o cualquier resultado del proceso que proteja la posición dominante en el mercado de Sony y Universal, tanto coordinadas como no, están prohibidas.

Helen Smith, Directora General de IMPALA: ‘Nuestra postura desde el principio es que no se puede permitir que el sector de la música se convierta en un duopolio, y que es crucial el procurar que a los independientes se les permita competir en igualdad de condiciones. Todas las empresas interesadas en ofrecer ofertas por los activos deberían ser tratadas de la misma forma. El refuerzo del sector independiente debería ser parte del resultado de este proceso. Las desinversiones no deben ser dirigidas de manera que resulten cómodas desde el punto de vista de los líderes del mercado sobre cómo la competencia debería, o no, desarrollarse’.”

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar