Actualidad

Científicos consiguen implantar visiones falsas en el cerebro

El neurofeedback dirigido puede llevar al cerebro a desarrollar nuevas asociaciones mentales sin que el sujeto sea consciente

Estás soñando, pero ese mundo te parece que es el más real. Has construido una casa, una ciudad, una vida, un amor. Vives en esa historia que consideras tuya mientras dura el sueño. Jamás imaginas que la trama onírica no te pertenece.

La película Inception ( Origen en español) nos trasladó a una zona límite en la que no se sabía qué era real. El argumento desarrollaba la posibilidad no de extraer pensamientos de la mente, sino de llegar a implantar una idea nueva en el subconsciente. Una idea que no surgió en ti, la fabricaron otros para dejarla en tu cabeza mientras soñabas. Ahora, algunos científicos están jugando precisamente a eso.

Los arquitectos de ideas todavía se reducen a la ficción del filme, pero un grupo de investigadores está intentando implantar falsas visiones en el cerebro. La técnica espera servir de tratamiento en el futuro para ayudar a personas que padecen desórdenes como depresión o autismo. La tesis es que si la mente es voluble, se puede originar algo en el cerebro sin que los sujetos sean conscientes de lo que están aprendiendo.

En esos experimentos se utilizó una nueva versión de la técnica conocida como neurofeedback. Se trata, fundamentalmente, de l registro y el análisis automático de la actividad eléctrica del cerebro con vistas a entender ciertos procesos y lograr ciertos estados.  

Este método ya demostró en los años 60 que una persona podía regular el ritmo cardíaco o la temperatura de su cuerpo simplemente pensando en ello. Ahora la nueva versión, diseñada por el investigador Takeo Watanabe, ha querido probar que se pueden regular otros aspectos de la actividad cerebral.

En este estudio en concreto, cuyos resultados se publicaron en la revista Current Biology, los sujetos aprendieron a percibir el color rojo mientras miraban una imagen de rayas blancas y negras.  

El nuevo método neurofeedback puede implantar falsas visiones en el cerebro. La tesis es que el cerebro es voluble y se puede enseñar una habilidad o asociación sin que el sujeto sea consciente

El experimento se llevó a cabo de la siguiente manera. Los voluntarios se tumbaban en un escáner para que los investigadores pudieran medir su actividad cerebral utilizando imágenes por resonancia magnética. Se les pedía que miraran al centro de una pantalla, en la que se veía una rejilla a base de líneas negras, y que trataran de "regular su propia actividad cerebral" —es decir, que se concentraran en algo— con la vista puesta en hacer lo más grande posible un círculo gris que iba a aparecer luego en la pantalla.

Las máquinas de resonancia magnética observaban la actividad en las áreas visuales primaria y secundaria del cerebro de los participantes. Esos datos eran usados por los investigadores para manipular el tamaño del círculo que luego se les mostraba. A aquellos participantes que de manera natural mostraban una actividad cerebral más similar al tipo de actividad asociada con el visionado del color rojo se le mostraban círculos de mayor tamaño, de alguna manera "convenciéndoles" de que estaban realizando el ejercicio correctamente

El ejercicio que realizaba cada voluntario se calificaba con una puntuación que intentaba recompensar aquellas respuestas cerebrales que más se acercaban a la actividad cerebral normal que desencadenaría el visionado del rojo. Aquellos que obtenían mejor puntuación por su ejercicio se les pagaba más por su participación en el experimento.

El neurofeedback acabó reforzando la conexión cerebral de ver el color rojo cuando miraban la imagen de rayas blancas y negras

Los investigadores no les indicaban a los voluntarios que pensaran en colores, simplemente que se concentraran en algo. Para averiguar qué había merodeado por su cabeza, se les preguntaba después de cada prueba.

Las respuestas fueron diversas en las primeras sesiones. "He imaginado un cebra". "He imaginado una actuación de gimnasia que ejecutaba muy bien". Ninguno mencionó en esas ocasiones colores. Pero las calificaciones de sus pruebas mejoraban —porque así lo querían los científicos— cada vez que pensaban en cosas que generaban patrones de respuesta similares a los que se asocian a la contemplación del color rojo

En total, cada persona realizó este ejercicio más de 500 veces. En el proceso, estaban siendo condicionados a asociar la rejilla de líneas negras con el tipo de actividad cerebral asociado al color rojo.

Al día después de completar esa intensa tanda de ejercicios, a los voluntarios se les mostró una serie de patrones gráficos con forma de rejillas de diferentes colores. Se les preguntó que colores veían. Sorprendentemente, aquellos que habían recibido mayores puntuaciones durante la primera fase del experimento —aquellos que habían sido condicionados— mostraron una probabilidad mayor de percibir aquellas líneas como de color rojo, incluso cuando no eran de ese color.

De manera aún más sorprendente, se encontró que ese efecto persistía incluso cinco meses después de haberse llevado a cabo el experimento.

El neurofeedback como tratamiento para el autismo y la depresión

Investigadores como Watanabe confían en que la técnica pueda servir en un futuro para desconectar áreas del cerebro asociadas con los síntomas del autismo y ayudar a que la actividad cerebral de personas depresivas se encamine hacia otra dirección.

"No sabemos si funcionará, pero la base de los resultados nos hace pensar que merece la pena desarrollar una aplicación como esta", manifiesta en declaraciones a STAT uno de los investigadores en el caso de la terapia para autistas.

En lo que se refiere a un posible tratamiento contra la depresión, algunos lo ven más complicado. "Es complejo. En la depresión hay una tendencia a traer a mente recuerdos negativos y podría ser incluso peor si se intenta que lo que se rememore sea positivo", declara Steve Ramirez, un investigador de la Universidad de Harvard que estudia la depresión con ratones.

Todavía queda mucho por avanzar. Sin embargo, algunos ya ven rojo donde no lo hay.

[Vía STAT]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar