PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿De verdad es posible destituir a Donald Trump?

H

 

Los republicanos ya están empezando a contemplar la opción de echar al presidente de la Casa Blanca...

Sara Pérez

18 Mayo 2017 14:14

La polémica y el escándalo ya son habituales en la Casa Blanca. Los dos últimos capítulos de la trama rusa conocidos esta semana, la petición de Trump al FBI de cerrar la investigación de Flynn y la revelación de información confidencial estadounidense a los rusos, han provocado que la opción de impeachment al presidente deje de ser una idea descabellada.

¿Cómo se haría el impeachment?

De acuerdo a los artículo I y II de la Constitución, para quitar a Trump del cargo lo primero es tener evidencia de que haya cometido traición, soborno o grandes crímenes como intimidación o abuso de autoridad.

El juicio político es complicado, pero no imposible. La Cámara de Representantes necesita los 193 votos demócratas y al menos el de veinte republicanos que abandonen la disciplina de partido para apoyar el impeachment. Todavía es algo complicado cuando una gran parte del partido se posiciona a favor del presidente para no crear una crisis política. Sin embargo, para otros muchos republicanos ha dejado de ser un tabú que Trump pueda sufrir la misma situación que el Richard Nixon o Bill Clinton, que ya fueron víctimas de impeachment.

El congresista, Justin Amash respondió afirmativamente a The Hill ante la pregunta de si era necesario abrir un juicio político a Donald Trump. Declaraciones que llegaron unos días después de que el senador John MCain, del mismo partido, afirmase que las revelaciones de estas últimas semanas se equiparan al caso Watergate.

A la salida de una reunión en el Capitolio, Amash dijo: "está bastante claro de que tengo más confianza en Comey" y "en este país todos reciben un juicio justo". Lo cierto es que Amash es uno de los dos republicanos que ha apoyado la proposición de ley del partido demócrata para crear una investigación independiente sobre las conexiones entre la Casa Blanca y el Kremlin y ha sido muy crítico con el presidente.

En una entrevista a la CNN, el republicano Carlos Curbelo acusó a Trump de "obstruir la justicia" después de publicarse el intento del presidente de influir sobre el FBI para apartar el caso de Flynn, quién ocultó información sobre las conversciones con el embajador ruso, Sergei Kislyak. Curbelo aprovechó la entrevista y pidió a Comey que testificase en el Congreso para dar los detalles de las conversaciones con Trump.

Sin embargo, s pesar de la polémica que rodea la presidencia de Estados Unidos y el ascendente apoyo que está teniendo la posible destitución, los analistas políticos siguen señalando que sería muy complicado arrebatarle el Despacho Oval a Donald Trump, al menos en el corto plazo.

share