Actualidad

El Papa Francisco pide perdón por el papel de la Iglesia en el genocidio de Ruanda

Poco a poco, la Iglesia Católica reconoce su responsabilidad institucional en la matanza que acabó con un tercio de la población ruandesa en 1994

Entre abril y junio de 1994, alrededor de 800.000 tutsis y hutus moderados fueron asesinados por hutus extremistas en Ruanda. Se calcula que se masacró a un tercio de la población del país durante los 100 días que duró la ola de violencia brutal.

Un genocidio que se perpetró bajo el amparo e incluso la participación de aquellos que, en teoría, deberían estar con los más débiles. Porque en aquellos meses, la Iglesia Católica fue cómplice del horror, de la muerte y de la sangre que se vertió en las calles de Ruanda.

Ayer, el Papa Francisco contribuyó a cerrar un poco más esa herida abierta y pidió perdón por “los pecados y fracasos de los miembros de la Iglesia” que ocurrieron durante el genocidio ruandés.

"Imploro el perdón de Dios por los pecados y faltas de la Iglesia y de sus miembros, entre ellos sacerdotes, religiosos y religiosas, que cedieron al odio y a la violencia, traicionando su misión evangélica", manifestó el Papa durante una reunión este lunes en el Vaticano con el presidente ruandés Paul Kagame.

El máximo representante de los católicos subrayó "el profundo dolor de toda la Iglesia por el genocidio contra los tutsi y expreso solidaridad a las víctimas y a todos los que padecieron por esos trágicos eventos", recoge el comunicado difundido por el Vaticano.

Además, Francisco expresó el “deseo de que este humilde reconocimiento de los fallos de ese periodo, que por desgracia desfiguraron la imagen de la Iglesia, pueda contribuir a una purificiación de la memoria y pueda promover, con la esperanza y confianza renovada, un futuro de paz”.

 

El máximo representante de los católicos subrayó el profundo dolor de toda la Iglesia por el genocidio contra los tutsi y expreso solidaridad a las víctimas y a todos los que padecieron por esos trágicos eventos",

Las declaraciones de Francisco se suman al cambio de mentalidad que se ha producido estos últimos años en el seno de la Iglesia Católica . Hasta hace muy pocos años, la Iglesia Católica se negaba a reconocer su complicidad en el genocidio, aludiendo que los funcionarios de la iglesia que cometieron los crímenes obraron de manera individual. Fue Juan Pablo II quien, durante el jubileo del año 2000, pidió por primera vez perdón por los horrores cometidos por los miembros de la Iglesia.

En 2014, el mismo Papa Francisco ofreció el apoyo de la Iglesia Católica a la reconciliación de Ruanda con motivo del 20 aniversario del genocidio. Y justo en noviembre del año pasado, los obispos ruandeses firmaron una declaración sin precedentes: la disculpa de la Iglesia Católica por su participación en el genocidio que devastó el país en 1994.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar