Actualidad

Un ejecutivo explica el daño que está provocando la idealización de Steve Jobs

"Jobs era famoso por humillar a su personal en público. ¿Debemos creer que avergonzar a sus empleados es lo que hizo grande a Apple? Los estudios dicen lo contrario"

La muerte de Steve Jobs fue una de las más lamentadas del siglo XXI. Cuando en 2011 el CEO de Apple falleció, las biografías del emprendedor comenzaron a salir a la luz, y, con ellas, el proceso de canonización del llamado “ el mejor hombre de negocios de la historia”.

Pero no todo es oro lo que reluce, y detrás de Jobs también se encontraba un hombre que gritaba a sus trabajadores durante media hora, aparcaba en lugares para discapacitados y   obligaba a sus empleados a trabajar en la hora de comer. Krister Ungerboeck, el CEO de Corageus Growth– que se encarga de ayudar a los directores a ser mejores jefes –, ha publicado un artículo para Quartz en el que explica lo perjudicial que ha sido que el estilo de Jobs se haya idealizado. Estas son las claves más destacadas:

“Desde las grandes fábricas del siglo XIX, los directores han sido siempre personas hoscas. Pero en los últimos años parece que la imbecilidad es un rasgo al que se aspira”.

“No es de extrañar. En la biografía Steve Jobs, Walter Isaacson no solo creó un éxito de Hollywood, también un manual para los jefes que buscan tener excusas para sus rabietas. Isaacson señala que aquellos que estaban más consumidos por Jobs terminaron logrando cosas ‘que nunca soñaron posibles’ gracias a su trato duro”.

Jake loop iphone project budget GIF

Vía Gihpy

“Por eso ahora tenemos a gente como el CEO de Uber, Travis Kalanick, y el de Amazon, Jeff Bezos, protagonizando numerosos titulares por sus comportamientos temperamentales. En algún momento, parece que Silicon Valley decidió que la conexión online es más importante que la humana; que un exceso de inteligencia técnica puede compensar a la emocional”.

“Pero, aunque este estilo de gestión podría funcionar a corto plazo, los empleados no pueden prosperar mucho tiempo aguantando a un jefe exigente y narcisista. De hecho, a causa del mal genio de Jobs, Apple fue perdiendo a empelados de un talento impresionante”.

“Los estudios han demostrado que el liderazgo hiper-crítico no solo conduce a desmotivar a los empleados y crear conflictos en la oficina, sino que también puede llevar a depresiones, hipertensiones arteriales y hasta a la muerte prematura ”.

Vía BBC

“Jobs buscaba la perfección, como lo hacen todos los CEOs. Pero ¿por qué la intimidación se considera una forma eficaz y aceptable para motivar a un equipo? Jobs era famoso por humillar a su personal en público. ¿Debemos creer que avergonzar a sus empleados es lo que hizo grande a Apple? Los estudios dicen lo contrario”.

“Es muy sencillo: mientras peor nos sentimos con nosotros mismos como personas, menos capaces somos de tomar buenas decisiones y mejorar nuestro potencial. Es fácil atacar cuando se está enfadado o decepcionado, pero llevar eso con dignidad, compostura y bondad requiere esfuerzo”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar