Actualidad

Atrapadas en el porno amateur

El esperado documental Hot Girls Wanted estrena su tráiler

Quieren un trabajo, quieren tener éxito, y buscan opciones por internet. Cada vez más chicas jóvenes terminan probando suerte en la industria del sexo, pero pocas saben lo que implica en realidad.

Ser actriz porno se ha convertido en algo mainstream. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Ya sea con webcams eróticas, sugar dating o porno amateur, todas intuyen lo mismo: se gana mucho dinero, parece fácil, es cool.

El esperado documental Hot Girls Wanted, presente en la sección oficial del festival de Sundance, analiza cómo la industria del porno amateur está seduciendo y explotando a cientos de jóvenes. Este es el tráiler, recién estrenado.

Jill Bauer, directora del documental, muestra la realidad de varias chicas en shock: aterrorizadas tras filmar escenas de pornografía dura, no saben a quién acudir. A pesar de que se trata de sexo consentido, la sensación que a muchas de estas jóvenes actrices se les queda en el cuerpo es parecida a una violación.

Las protagonistas no se sienten bien, pero se obligan a seguir con su trabajo.

¡Todo el mundo puede hacerlo!

La industria del sexo se ha modernizado pensando en la era digital: ya no se habla de ser prostituta, acompañante o stripper. Ahora, el mensaje es otro: ¡Todo el mundo puede hacerlo!

Según esta nueva concepción del negocio, rentabilizar el propio cuerpo es una forma de emprender, de sentirse libre, de financiar proyectos personales. Nunca es un trabajo serio y con implicaciones físicas y emocionales que hay que conocer bien antes de empezar.

Hot Girls Wanted, disponible en Netflix, promete ser uno de los grandes documentos sobre la sociedad actual: aquella en la que internet es la mayor sala del mundo, y también la mayor cantera de determinado tipo de actrices.

Ser actriz porno es algo mainstream. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar