Actualidad

El hooligan que fundó la English Defence League y que dice ser antineonazis

El rostro de Pegida UK se autodefine como "enemigo del Estado" y ha participado en dos movimientos xenófobos

Todo empezó en el año 2010, cuando un destacado hincha del Luton Town Football Club, Stephen Cristopher Yaxley, l eyó en un periódico local de su ciudad que los islamistas estaban reclutando a musulmanes para luchar en Afganistán al lado de los talibanes.

Entonces, Yaxley (que adoptó el sobrenombre de Tommy Robinson por uno de los miembros más célebres de la hinchada del club) decidió fundar la English Defence League (EDL). Según él, el movimiento nació con la vocación de luchar contra el islamismo radical en las comunidades británicas, aunque el tiempo ha demostrado que se trata del movimiento ultraderechista más visible del Reino Unido. Desde el principio estuvo ligado a la organización y al historial violento de la afición radical del Luton Town.

La EDL se postuló como un movimiento que defendía los intereses de los obreros británicos frente a la inmigración, al tiempo que promovía la recuperación de las señas de identidad de la nacionalidad inglesa frente a otras. Siempre negó que se tratase de un movimiento ultraderechista, neonazi, xenófobo o racista. Como una prueba de ello, ha mostrado siempre apoyo a Israel y a la causa sionista en Palestina.

Sin embargo, la comunidad islámica en el Reino Unido, los partidos de izquierda y los movimientos por los derechos civiles, como United Against Racism han denunciado en numerosas ocasiones sus actos de violencia o acoso xenófobo contra los musulmanes. Para ellos, no era más que un esbirro neonazi, prosionista y racista que alentaba el discurso del odio contra las minorías.

Por otro lado, en su defensa han salido desde políticos a seguidores que tan solo lo ven como un líder libertario que pretende perturbar el statu quo de lo políticamente correcto. Él mismo escribió un libro titulado “Enemigo del Estado”.

Lo cierto es que, después de cuatro años al frente de la EDL, Robinson lo dejó. Según él, recibió amenazas de neonazis que pretendían hacerse con el movimiento y de islamistas radicales que pretendían matarle. A pesar de haber insistido en mostrar su distanciamiento con la extrema derecha, Robinson dirige ahora la sección británica de Pegida, el movimiento nacionalista antiislámico originado en Alemania.

El rostro de la sección británica de Pegida ha sido detenido por entrar a EE UU con una identidad falsa

 

Robinson tiene antecedentes penales por violencia doméstica y por participar en peleas multitudinarias en el entorno del fútbol. También agredió a un manifestante de la EDL, según él, por tratarse de un neonazi, en el transcurso de una protesta. Ha sido detenido por entrar a Estados Unidos con una identidad falsa y por protestar en el tejado de la sede de la FIFA en Zúrich contra la prohibición a Inglaterra de llevar la amapola de los caídos en la camiseta de la selección.

En 2013 participó en un programa de televisión de la BBC —When Tommy Met Mo— en el que compartió numerosos momentos con el líder islámico Mohammed Ansar. En los 18 meses en los que Robinson convivió con Ansar no cambió nunca su punto de vista sobre el Islam o los musulmanes, a pesar de definir a Ansar como la "cara amable" del Islam.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar