PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Juzgan a 4 hombres por matar de una paliza a un refugiado en Alemania

H

 

Los asesinos estaban vinculados a un grupo racista y habían salido a "cazar refugiados"

alba losada

04 Mayo 2017 18:03

Se llamaba Klaus B, era de Kazajistán y fue asesinado en Alemania por cuatro hombres, de entre 19 y 35 años, que salieron el pasado 1 de setiembre a "cazar refugiados". Un crimen de odio por el cual ahora están siendo juzgados.

Se trata de uno de los casos relacionados con los llamados "vigilantes", grupos xenófobos que apalizan a los solicitantes de asilo en Alemania, cuya presencia surgió con la llegada de refugiados y aumentó con las agresiones sexuales perpetradas en la ciudad de Colonia el 31 de diciembre de 2015.

Los responsables de la muerte de Klaus B, que viven en un pueblo cercano a Colonia, Waldbröl, habían estado bebiendo antes de salir en busca de refugiados con bates de béisbol y puños americanos, según explicaron los fiscales. Su presencia sembró el terror y provocó la huida de inmigrantes que corrieron por las calles sin haber recibido lesiones graves.

Resultado de imagen de refugees in germany

                                                                                                                                                                                               AP

Lo peor llegó cuando encontraron a Klaus B, con quien se habían peleado días atrás. Esta vez decidieron darle una paliza entre los 4. El primero en golpearle fue el más joven, después se le sumó el resto para pegarle sin cesar y saltar encima de su cuerpo mientras yacía en el suelo. Quería escapar, pero no se lo permitieron.

Aquel fatídico encuentro terminó con Klaus B muriendo en el hospital nueve días después a causa de graves lesiones en la cabeza. Tenía dos hijos y de acuerdo a la abogada de la familia, Christina Dissmann, su esposa "no puede comprender cómo los agresores continuaron pegándole cuando ya estaba en el suelo... fueron a por él y le golpearon una y otra vez".

Según el portavoz del tribunal del distrito de Bonn, "la fiscalía sostiene que su objetivo principal era salir a Waldbröl para pelearse con refugiados".

 

El fatídico encuentro entre los cuatro acusados y Klaus B acabó con la víctima muriendo en el hospital a causa de graves lesiones en la cabeza



Ahora, los cuatro sospechosos han sido acusados de agresión corporal peligrosa que terminó en muerte y de participar en una pelea. El tribunal espera llegar el 30 de junio a un veredicto con el cual no puedan marcharse impunes.

El ataque que acabó con la vida de Klaus B es uno de los 3.533 ataques que se perpetraron contra refugiados en el país germano en 2016.

[Vía The Independent]

share