Actualidad

Por qué los hombres se están quedando sin trabajo y las mujeres no

“Tenemos un lastre cultural en el cual nuestras visiones de la masculinidad no se han adaptado a los cambios del mercado de trabajo”.

Según los últimos datos del Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos, los trabajos que más se reducirán hasta 2024 serán los de conductor de locomotoras (hasta un 70%) y los instaladores de electrónica en vehículos y mecánicos (hasta un 50%). Estos trabajos están desempeñados por un 96% de hombres en el primer caso, y por un 98% en el segundo. Sin embargo, según los mismos datos, los trabajos asistenciales serán de los que más crecerán. Y estos trabajos están desempeñados en su mayoría por mujeres.

Esto nos lleva a las siguientes conclusiones: los hombres se están quedando sin trabajo, mientras que las mujeres están accediendo más a él. Y lo que todavía es más preocupante: los hombres no quieren hacer trabajos que se asocian tradicionalmente a las mujeres, mientras que estas cada vez más desempeñan trabajos socialmente ligados a los hombres.

Según el sociólogo Andrew Cherlin en declaraciones a The New York Times, “la masculinidad tradicional se está interponiendo en que los hombres de clase trabajadora no encuentren trabajo”. “Tenemos un lastre cultural en el cual nuestras visiones de la masculinidad no se han adaptado a los cambios del mercado de trabajo”.

Uno de los argumentos más extendidos por los hombres blancos de clase trabajadora es su reticencia a cambiar trabajos que venían desempeñando durante años y para los cuales estaban formados. Pero más que un problema de talentos o de formación es un “asunto identitario”, según Lawrence Katz, economista de Harvard

Uno de los argumentos más extendidos por los hombres blancos de clase trabajadora es su reticencia a cambiar trabajos que venían desempeñando durante años y para los cuales estaban formados. Pero más que un problema de talentos o de formación es un “asunto identitario”, según Lawrence Katz, economista de Harvard citado por el mismo periódico.

“No es que no puedan ser enfermeros, es que estos trabajadores tiene unos prejuicios muy fuertes sobre lo que debe ser su identidad”, apunta Katz.

Por otro lado, tampoco hay que olvidar otro dato que señalan las estadísticas: los trabajos que más crecen (y tradicionalmente vinculados a las mujeres) tienen pagas un 10% inferiores a los trabajos manuales en riesgo de desaparecer, tradicionalmente desempeñados por hombres. Sin embargo, los segundos trabajos tienen un mayor estancamiento salarial, mientras que en los primeros, los sueldos son más proclives a aumentar.

Los sociólogos explican que, para la mayoría de los hombres, desempeñar un trabajo con menos sueldo y asociado tradicionalmente a la mujer es un golpe a su autoestima y al desempeño de su papel como proveedor. Sin embargo, con las mujeres sucede todo lo contrario: ellas son las que acceden cada vez más a roles tradicionalmente controlados por los hombres, como la abogacía, la medicina o la ciencia.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar