Actualidad

El hombre al que todo el mundo quiere callado tiene algo que decirte

Mientras la crisis en Palestina hace que todo el mundo vuelva a mirar a Estados Unidos, el súpertandem Greenwald-Snowden arremete contra el racismo de los espías americanos

Son dos faros iluminadores del nuevo periodismo, están en la lista negra de los sucesores de Julian Assange y han tenido que empezar de cero y fundar sus propios medios para decir aquello que no quieren que se sepa. Glenn Greenwald y Edward Snowden son dos de los enemigos favoritos de Estados Unidos y ahora se han decidido a hablar otra vez: si el verano es sinónimo de conflictos internacionales y despachos de Washington, inevitablemente ésta también es una época dorada para sus críticos más furiosos.

Bajo el título “Conoce a los musulmanes-americanos que el FBI y la NSA han estado espiando”, los periodistas Glenn Greenwald y Murtaza Hussain acaban de publicar en The Intercept nuevos documentos de Snowden en donde se detallan nuevos casos de espionaje de la NSA. ¿Por qué lo hacían? No hay motivo. Aunque en realidad, sí: prejuicios racistas: “La agencia de Seguridad Nacional y el FBI monitorizan correos de prominentes musulmanes-americanos, incluyendo un candidato político y varios activistas por los derechos civiles, académicos y abogados bajo procedimientos secretos y con el fin de hallar terroristas y espías internacionales”. Greenwald y Hussain recogen allí testimonios con algunos de los civiles espiados, aunque solo constituyan una mínima parte del total de civiles cuya privacidad ha sido violada.

En otra conversación inmediata que los autores han concedido a Reddit, Greenwald explica: “En las últimas semanas mi correo echaba humo de gente que me rogaba que no les nombrase aunque estuvieran en la lista. Especialmente musulmanes y otros grupos minoritarios: hay un gran estigma que viene del hecho de que si tu nombre está ahí, tu reputación puede arruinarse, así como las perspectivas de tener una carrera, las relaciones dentro de tu comunidad y todo lo demás. Hay quien asume que tienen que ser Mala Gente si la NSA los vigila”. Puede que haya quien asocie a la NSA como una institución impopular; para la mayoría, en cambio, su sombra es demasiado alargada.

Vídeo

A juicio de Hussain, “hay componentes religiosos y culturales para propagar la Guerra contra el Terror, muchos de los cuales aparecen enmascarados bajo una racionalidad secular”. Greenwald también recuerda que “los abusos de los derechos civiles históricamente más atroces comienzan con grupos impopulares dentro de la sociedad, antes de que se amplíen para siempre al resto de la población”. Por eso las filtraciones de Snowden son tan relevantes: “si hoy son los musulmanes, mañana nosotros seremos los próximos”.

[Vía The Intercept, Reddit]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar