Actualidad

Un hombre inocente pasa 31 años en prisión y lo indemnizan con 75 dólares

Muchas veces la justicia condena a personas injustamente por delitos qué no han cometido. Este es el caso de un hombre que pasó 31 años en la cárcel por error.

Octubre de 1977. Memphis. Dos hombres asaltan la casa de una mujer a la que acaban violando cruelmente. La mujer acaba identificando a uno de sus vecinos, Lawrence McKinney, como uno de los agresores. El identificado tenía solo 22 años y, un año después, fue condenado a 115 años de cárcel.

28 años después, el hombre aceptó los cargos por robo, pero no los de violación, creyendo así que eso le permitiría salir antes de prisión, según declaración de su abogado a la CNN.

Gracias a las pruebas de ADN que la policía extrajo de la cama de la víctima, McKinney fue puesto en libertad en 2009. Ninguna de las pruebas coincidía con el ADN del acusado. Solo aparecía la de la víctima y la de otro hombre condenado. Pero él ya había perdido su vida entre rejas. Por ello, debía ser compensado.

El sistema penitenciario de Estados Unidos, sin embargo, decidió indemnizar al hombre con un ridículo cheque de 75 dólares. Un pago injusto por pasar más de tres décadas encerrado en prisión. “Aunque he pasado gran parte de mi vida encarcelado por un delito que no cometí, no tengo amargura ni le tengo rencor a nadie”, explicó McKinney a la CNN.

El sistema penitenciario ha decidido compensar a McKinney con la irrisoria cifra porque la Junta de Libertad Condicional se niega a exonerarle de sus delitos. Por el contrario, si la Junta finalmente decide exonerar al hombre de sus delitos, la indemnización podría subir hasta el millón de dólares.

En la actualidad, McKinney está casado desde 2010 con una mujer con quien se escribía desde prisión y espera recomponer su vida.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar