Actualidad

Los videojuegos del futuro podrían jugarse con hologramas

HoloLens quiere que veas el mundo con ojos (biónicos) nuevos

Los fans de la ciencia-ficción conocen el poder de un buen holograma. Desde Star Wars a Avatar, pasando por Regreso al Futuro 2 o Minority Report, hemos visto dispositivos holográficos por doquier, utilizados para las tareas más dispares. Y siempre nos han fascinado. Ahora por fin, parece que gracias a Microsoft este invento va a salir de las películas para introducirse en nuestra vida diaria, y de paso revolucionar nuestra manera de jugar, crear o relacionarnos.

La semana pasada, después de un largo proceso de creación y mucho secretismo, la compañía finalmente presentó HoloLens en sociedad. Se trata de un kit que recuerda a unas grandes gafas de esquiar de altísima tecnología. Al ponérselas, el usuario verá (y escuchará) cómo a su alrededor aparece un mundo digital superpuesto al mundo que ya conoce. Un mundo con el que además podrá interactuar.

Las aplicaciones del invento serán múltiples, según los vídeos promocionales que hemos podido ver. Desde diseñar objetos en 3D como si los tuviéramos delante, a intervenir en el entorno de personas con las que conversamos desde kilómetros de distancia. Pero, sin duda, las imágenes que más nos ha electrizado son las de un hombre convirtiendo su salón en una partida de Minecraft (minuto 1:00 del vídeo que puede ver más abajo), y construyendo edificios como si tal cosa. Ahora entendemos mejor por qué Microsoft compró el juego el año pasado, por mil quinientos millones de euros. 

La realidad aumentada aplicada a videojuegos lleva un tiempo intentando encontrar su hueco en el mercado, pero de momento, aparte de intentos brillantes como la serie Invizimals de la PSP, o la experiencia de Ingress, para iOS y Android, es un terreno al que le queda mucha evolución por delante. Quizás se deba a que los dispositivos para jugar todavía no aseguran una inmersión demasiado realista. Eso podría cambiar con las HoloLens, que además de tecnología visual de alta gama, ofrecerán sonido en panorámico. La experiencia completa. 

Aunque todavía desconocemos detalles importantes como el precio comercial o la fecha de lanzamiento, sí que podemos decir que Microsoft ha hecho una apuesta muy fuerte con este invento. Y aunque ya hay voces autorizadas advirtiendo que con tanta promesa la compañía se expone a decepcionar como les pasó con la Kinect, las posibilidades que HoloLens encierra de cara a una revolución del ocio en realidad aumentada deja a cualquier otro artilugio reciente a la altura del betún.

Finiquitado el intento de popularizar las Google Glass y con Oculus Rift todavía en una fase muy primeriza de implantación, Microsoft acalla las voces que se preguntaban por qué no estaba entrando en la guerra de la Realidad Virtual. Resulta que se estaba dedicando a salirse por la tangente e inventarse algo completamente nuevo. Si la jugada les funciona y los desarrolladores de juegos les acompañan, podríamos estar hablando de una nueva forma de ocio que cambie para siempre cómo pensamos los videojuegos. Tiempo al tiempo.

Siempre quisimos vivir en los juegos que amamos. ¿Qué ocurrirá cuando el sueño se haga real?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar