Actualidad

La historia real que inspiró el combate más sangriento de Juego de Tronos

Los juicios por duelo existían, y eran tan estremecedores como el brutal enfrentamiento entre La Montaña y La Víbora Roja

A pesar de los dragones, los caminantes blancos y la magia negra, la aproximación de Juego de Tronos a la Edad Media es más realista de lo que podría parecer. De hecho, en estas páginas ya recapitulamos todo lo que la saga de George R. Martin le debe a la historia. En el último capítulo de la serie, hemos tenido otro ejemplo de ello en el estremecedor combate entre La Montaña y la Víbora Roja.

Ese brutal duelo para determinar la inocencia o culpabilidad de Tyrion Lannister no hace más que demostrar lo irracionales y salvajes que podían llegar los procesos judiciales en el medievo. La ordalía, por ejemplo, consistía en invocar y interpretar el juicio de la divinidad a través de rituales extremos. Los acusados podían ser obligados a sujetar hierros candentes, a poner sus manos en una hoguera o a coger una piedra de una caldera con agua hirviendo. Cuando la persona sobrevivía o no resultaba demasiado dañada, se entendía como una señal de que Dios lo consideraba inocente y que, por tanto, no debía recibir castigo alguno. Si, en cambio, la persona sufría heridas graves o moría se consideraba que era una prueba de su culpabilidad.

El juicio por combate estuvo menos extendido que la ordalía, pero su uso se mantuvo durante toda la Edad Media europea, especialmente en los pueblos germánicos. En un escrito publicado en su página web, el profesor de Historia Medieval de la Longwood University Steven Isaac hace referencia a la investigación de un asesinato en el Flandes del s. XII que se resolvió con un duelo que enfrentó a dos hombres llamados Iron Herman y Guy de Steenvoorde. Su desarrollo guarda notorios parecidos con el combate entre Gregor Clegane y Oberyn Martell:

En un punto del combate, Iron Herman estaba postrado en el suelo y aparentemente acabado. Mientras Guy se preparaba para asestar el golpe de gracia, Herman vislumbró y tomó un brutal camino hacia la victoria. Desde su posición en el suelo, alcanzó y agarró los testículos de Guy, se aferró a ellos con fuerza y luego empujó a un lado a Guy sin soltar su mano. Con sus “partes bajas destrozadas”, Guy admitió la derrota, una admisión que le llevó a ser colgado unos horas después por su (ahora probada) traición.

En el texto, Isaac también incide en los elementos del combate que se alejan de la realidad. La paridad entre los combatientes, por ejemplo, era obligatoria, por lo que es poco probable que se hubiera producido un duelo entre hombres de tamaños y fuerzas tan desiguales como Clegane y Martell. De la misma manera, ambos hombres deberían haber llevado las mismas protecciones y utilizado armas similares. “La diferencia entre armaduras —la de La Montaña metálica y la de la Víbora Roja de cuero— no hubiese sido permitida y las armas se hubiesen mantenido en unos mismo límites”, escribe Isaac citando a Tom Leoni, un profesor e investigador de técnicas de lucha medievales.

Si sigues estremecido por el desenlace del último capítulo de la serie, ahora ya sabes que le debe más a la historia de lo que se podría creer en primer momento. Lo que, bien pensado, lo hace todavía más impactante. Ahora solo queda saber si a Tyrion le aguardará el mismo destino que a Guy de Steenvoorde. Si tenemos en cuenta que la ley de Murphy en Juego de Tronos siempre se cumple, ya sabemos la respuesta.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Virgen1

Historias

Ser virgen después de los 24 no es como te imaginas

Muerte a American Pie

leer más
mundo

Historias

Lo dejaron todo para viajar por el mundo... y acabaron limpiando lavabos

Chanel Cartell y Stevo Dirnberger dejaron sus puestos directivos para descubrir el mundo, y se han encontrado con la dura realidad.

leer más
lili

Historias

Ella fue la primera trans de la historia

En cines en enero de 2016

leer más
jamieoliver

Historias

Este cocinero pide que las bebidas azucaradas tengan los impuestos del tabaco

Jamie Oliver quiere que el gobierno británico imponga un impuesto sobre las bebidas azucaradas.

leer más
barbie

Ficciones

Barbie es una mamá poco convencional

Una historia trágica convertida en un bello cuento de amor.

leer más
Flappers

Historias

Si decides cuándo, cómo y con quién te diviertes, eres una flapper

Maquillaje, nariz empolvada, bailoteo, magreo y emojis

leer más
Marlboro Boys

Historias

Marlboro Boys: la vida de un fumador compulsivo de 5 años

La fotágrafa canadiense Michelle Siu documenta la plaga del tabaquismo entre la población infantil de Indonesia en su serie 'Marlboro Boys'.

leer más
Yungelita

Historias

Erotismo a golpe de peluches y lengüetazos

No es porno, son destellos de placer para el día a día.

leer más

cerrar
cerrar