PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

EEUU abandonará la UNESCO por ser "anti-israelí"

H

 

El motivo de su decisión radica en el "continuo sesgo antiisraelí"

alba losada

13 Octubre 2017 13:30

Getty Images

Estados Unidos ha saltado a la arena en defensa de Israel una vez más. El Ejecutivo de Donald Trump comunicó ayer que abandonará la UNESCO argumentando lo que ya había denunciado su embajadora en la ONU, Nikki Haley: el "continuo sesgo antiisraelí" de la agencia. Pero se ha comprometido a seguir colaborando con la organización.


Ante este histórico anuncio, los aplausos se escucharon en Isarel. Después, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, informó de que su país se sumará a la retirada, aunque dependerá de que la medida de su aliado termine entrando en vigor el 31 de diciembre de 2018. El embajador israelí, Danny Danon, advirtió que estas son las consecuencias de querer perjudicar al país judío, al decir que el gesto de EEUU e Israel es la prueba de que las "absurdas y vergonzosas resoluciones contra Israel tienen consecuencias".

Haber nombrado en julio a la Ciudad Vieja del Hebrón Patrimonio de la Humanidad palestino dejando a la mezquita de Ibrahim, venerada por los judíos, en territorio "hostil", ha sido el detonante de la decisión de EEUU. Aunque no el único. También ha justificado su huida con la necesidad de reformar la gestión interna de la agencia.

El litigio entre EEUU y la organización de las Naciones Unidas que se ocupa de educación y cultura se remonta a 2011. Después de que se aceptara la entrada de Palestina, el Gobierno de Barack Obama optó por dejar de abonar su contribución.  

                                                                                                                                                       Getty Images

Aunque es ahora cuando la historia se repite. En 1984, Ronald Reagan forzó desde el Despacho Oval el abandono de su país al acusar a la agencia de "politizar virtualmente todas y cada una de las materias bajo su jurisdicción, mostrar hostilidad hacia las instituciones básicas de una sociedad libre, especialmente el libre mercado y la libertad de prensa, y mostrar una expansión presupuestaria sin límites".

Al igual que la actual decisión de EEUU ha desencadenado la marcha de Israel, en 1985 propició el abandono de un peso pesado: el Reino Unido de Margaret Thatcher. No fue hasta 1997 cuando Londres regresó de la mano de Tony Blair y en 2002 cuando Washington lo hizo de la de Geroge W. Bush.

Las fichas ya están movidas. Y para la directora general de la Unesco, Irina Bokova, no podría haber ocurrido en peor momento. "Ahora que los conflictos continúan destrozando sociedades en todo el mundo, es profundamente lamentable que Estados Unidos se retire de la agencia de Naciones Unidas, que promueve la educación para la paz y protege a la cultura atacada", sentenció.

share