Actualidad

Los hipopótamos de Pablo Escobar podrían amenazar a la biodiversidad colombiana

Desde la muerte del narcotraficante, sus hipopótamos no han dejado de reproducirse hasta convertirse en la mayor manada silvestre fuera de África

Pablo Escobar fue muchas cosas: rey de la cocaína de Medellín durante los ochenta, diputado del Congreso de la República de Colombia por un día y amante de los animales exóticos.

Buen ejemplo de ello fueron los 4 hipopótamos que compró a un zoológico de California y que instaló en una finca situada cerca del pueblo de Doradal, Colombia.

23 años después de su muerte, los hipopótamos le han sobrevivido. Y se han multiplicado. Según ha informado AFP, se cree que el número de ejemplares asciende, al menos, a 35. Se han convertido, de hecho, en la mayor manada silvestre fuera de su África natal.

A pesar de ser unos animales muy agresivos, por el momento no han atacado a nadie. Sin embargo, los habitantes de Doradal temen que se conviertan en una amenaza para el medio ambiente local, ya que han sido vistos hasta a 150 km de su recinto.

23 años después de la muerte de Escobar, sus hipopótamos se han reproducido y amenazan a la biodiversidad colombiana

"Si se ponen agresivos pueden suponer un riesgo para la biodiversidad colombiana. Podrían desplazar a la fauna nativa", ha declarado a AFP el biólogo de la corporación ambiental regional, David Echeverri López.

Además, no todas las preocupaciones giran en torno a los efectos de su agresividad, ya que su presencia también puede originar epidemias. "Es una especie invasora y muy resistente a todo. Son portadores de enfermedades que pueden matar al ganado y son susceptible de contaminar los cursos de agua donde defecan".

Ahora son una curiosidad local, pero también son un peligro que se ha de controlar porque aún les queda una larga vida. Pueden llegar a vivir hasta 60 años, por lo que las autoridades están buscando la manera de regular su existencia a largo plazo.

Pueden llegar a vivir hasta 60 años, por lo que las autoridades están buscando la manera de controlar al rebaño a largo plazo

Para ello, están construyendo barreras con rocas, árboles y alambre de forma que se les pueda mantener felices donde están y así evitar que no lleguen a pueblos o ciudades cercanas. También ha sido conveniente detener el crecimiento de la manada, por lo que han practicado una vasectomía a los 4 machos.

"Se ha convertido en algo normal verlos por aquí, es como estar en África. Es un privilegio. Sin embargo, si te acercas dan un poco de miedo", comentó la vecina Clara Núñez.

A todo esto, su historia tiene una paradoja: el presupuesto anual de la agencia ambiental local es financiado en gran parte con el botín incautado a las bandas narcotraficantes. Esto significa que el legado del capo de la droga se mantiene con el mismo dinero de la droga. Es decir, los hipopótamos comprados con dinero de la droga son cuidados con dinero de la droga.

[Vía Bangkok Post y IFL SCIENCE]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar