Actualidad

De hincha a supermodelo gracias a un partido del Mundial

Mientras la belga Axelle Despiegelaere animaba a su equipo, sus fotos dieron la vuelta al mundo y llegaron a la sede de L'Oreal

La historia de la chica con algo especial descubierta de forma casual en los lugares más insospechados lleva décadas alimentando el mundo de la moda. A Kate Moss la avistó la dueña de una agencia de modelos mientras esperaba en un aeropuerto. Un cazatalentos se topó con Gisele Bundchen en un local de comida rápida y cuentan que un fotógrafo se quedó prendado de Cindy Crawford mientras esta recogía maíz en una granja de Illinois.

Al parecer, no se trata de un mito. Estar en el lugar adecuado en el momento adecuado es un mantra que, además, no ha perdido vigencia.

Que se lo digan a Axelle Despiegelaere, la joven belga de 17 años que el pasado 22 de junio acudió al estadio de Maracaná a apoyar a su selección en el partido contra Rusia. Cuando llegó al hotel, se sorprendió al ver cómo las imágenes que había sacado de ella un fotógrafo anónimo se habían convertido en virales en las redes sociales. Incluso se había creado una página oficial en Facebook que a día de hoy acumula más de 270. 000 seguidores.

Cuando volvió a Bélgica, se creó su propia página oficial, en la que posteaba sus recientes logros en el mundo de la celebridad digital. L'Oreal, el emporio de la cosmética, se hizo eco de su fugaz fama, colgó una imagen suya en su sitio de Facebook y la nombró estrella por un día. Ahora circula el rumor de que Axelle ha firmado un contrato con la sección belga de la compañía para ser imagen de una de sus campañas. Un honor que, de ser cierto, compartiría con modelos y celebridades de la talla de Christy Turlington, Julia Roberts, Laetitia Casta o Diane Keaton.

Sin embargo, Axelle cometió la imprudencia de subir a Facebook una imagen suya en la que aparece junto a un rifle y un animal muerto en África. "La caza no es una cuestión de vida o muerte, sino algo mucho más importante que eso", escribió en su estado. Ante las críticas recibidas, decidió cerrar su página, quizá por miedo a que su contrato millonario acabara rescindido. L'Oreal lleva varios años promoviendo la eliminación del testado en animales y el cuidado al medio ambiente. Todavía no ha trascendido si su fulgurante carrera como modelo seguirá o no su curso.

En cualquier caso, las agencias de modelos han sustituido los aeropuertos, las tiendas de moda o los Macdonald's como lugares donde reclutar a sus estrellas del futuro. Hoy los cazatalentos no se mueven de sus despachos y bucean en Twitter, Facebook y, sobre todo, Instagram.

El verano pasado, la agencia Next Models, una de las más prestigiosas del sector, organizó un concurso de selfies para buscar rostros que ejercieran como imagen de un festival de música inglés (y firmaran un contrato con la agencia).

Pero ni siquiera hace falta un agente para triunfar como maniquí. Las propias marcas, buscando frescura e intentando diferenciarse del resto, utilizan Instagram para encontrar a los protagonistas anónimos de sus campañas. Asos lanzó recientemente un proyecto en dicha red para encontrar a la nueva imagen de su sección de tallas grandes. Los modelos de la última campaña de Marc Jacobs son jóvenes de belleza realista reclutados a través de un concurso en Instagram. E incluso hay compañías, como la marca digital de moda masculina Bonobos, que se caracterizan por realizar castings entre sus seguidores en las redes. El mito 2.0 de la estrella descubierta por casualidad se está escribiendo a toda velocidad.

Axelle Despiegelaere

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar