PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Hibernación en humanos: un paso más cerca de la vida eterna

H

 

Los científicos estudian cómo hacer que el tiempo no transcurra para las células a través de la congelación y que el cuerpo viva años después

PlayGround

19 Febrero 2016 06:00

La palabra hipotermia suele significar todo lo contrario a volver a vivir. Está calificada como una causa común de muerte. Esta se produce cuando el cuerpo se congela.

Sin embargo, cada vez se conocen más casos de personas clínicamente muertas por hipotermia que han vuelto a la vida. De hecho, no han vuelto a la vida, sino que nunca estuvieron muertas, a pesar de que su cerebro no registraba actividad y su corazón estaba paralizado.

Es el caso de Justin Smith, que después de ser encontrado tras 12 horas a más de -20 ºC y sin pulso, volvió a vivir con normalidad. Los médicos le aplicaron la reanimación cardiopulmonar durante 15 horas y le inyectaron sangre caliente. Justin salió del hospital apenas 6 semanas después.

El cuerpo a bajas temperaturas provoca que las células no necesiten metabolizar, por lo que pueden vivir sin respiración y sin bombeo de sangre

El cuerpo a bajas temperaturas provoca que las células tengan menos necesidad de metabolizar, por lo que necesitan menos energía y pueden sobrevivir sin el oxígeno o el bombeo de sangre que en condiciones normales sí necesitan.

Esta característica está siendo estudiada por un equipo de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) como aplicación para la medicina. Para los médicos, contar con esta capacidad para poner en standby a los pacientes supondría salvar muchas vidas: ganarían más tiempo para operaciones complicadas o podrían detener la muerte en pacientes que estuvieran al borde de ella.

La Agencia Espacial Europea estudia las posibilidades de la hipotermia para la hibernación humana

La hipotermia permitiría “suspender” el cuerpo por un momento, congelar el tiempo en la dimensión temporal del individuo congelado y que siguiera corriendo en la de los demás. La supresión del metabolismo podría hacer que el tiempo apenas transcurriera para las células del cuerpo congelado. Este podría despertar años más tarde físicamente igual, sin deterioros.

Es lo que la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) ha estado investigando durante los últimos años: la hibernación humana. Tienen el objetivo de desarrollarla para lanzar viajes tripulados al espacio de larga distancia.

Sin embargo, hasta ahora, la ciencia no ha dado con ningún proceso que permita una hipotermia prolongada sin causar la muerte. La supervivencia de las células sin oxígeno o bombeo de sangre es limitada y de momento solo se ha provado en casos como el de Smith, que pasó 12 horas congelado.

Un equipo científico de Alaska estudia las moléculas que intervienen en la hibernación de los animales para aplicarlas a humanos a través de fármacos

Kelly Drew, de la Universidad de Alaska en Fairbanks es una de las científicas que, con su equipo, colabora con la ESA. Está estudiando los procesos de hibernación en animales para reproducirlos en el cuerpo humano. A través de fármacos, espera introducir las mismas moléculas que los animales usan para hibernar.

Mateo Cerri, otro colaborador de la ESA, de la Universidad de Bolonia, está en otra vía de estudio, investigando en cerdos inhibiendo las zonas cerebrales que controlan el gasto de energía.

Los avances todavía tienen un largo camino que recorrer. Cerri dijo en declaraciones a Quartz que hasta dentro de 40-50 años no se podrá aplicar la hipotermia artificial en humanos para hacerlos más longevos. Pero confía que en 100 años será totalmente posible.


[Vía: The Washington Post, Quartz]

share