Actualidad

Ya sabemos cómo serán nuestras ciudades en 2100... y hasta dónde nos llegará el agua

Una mirada a las devastadoras consecuencias del cambio climático en todo el mundo, en forma de mapa interactivo

Quizás no necesites saber qué tiempo hará dentro de 85 años. Pero, por si acaso, el portal WXshift ha realizado un estudio que presenta de forma interactiva los efectos que podrían derivarse de las predicciones climáticas para el año 2100.

Un equipo formado por meteorólogos, científicos y periodistas implicados en el proyecto Climate Central ha preparado esta presentación con un objetivo claro: concienciar sobre las consecuencias del cambio climático.

Ahora podemos saber qué temperatura hará en 2100... y hasta dónde nos llegará el agua

Lo tenemos bastante mal

Los efectos del cambio climático son múltiples (aumento de temperaturas, deshielo de los casquetes polares, olas de calor, acidificación de los océanos, inundaciones y sequías...) y todos nos afectan de forma directa. Pero entre todas las secuelas hay una que, por resultar especialmente elocuente, funciona mejor que el resto a la hora de crear conciencia. Hablamos del día en que los grandes centros turísticos del mundo se conviertan en inmensos lagos debido al ascenso del nivel del mar.

El mapa interactivo elaborado por Climate Central nos permite observar cómo el mar podría tragarse lugares emblemáticos de todo el globo en función de dos escenarios de futuro probables: que la temperatura media suba 2 o 4 grados centígrados. Además, con una simple búsqueda podemos observar nuestra propia ciudad afectada por tales efectos.

Wxshift busca concienciar sobre la situación que nos presenta el Cambio Climático

Según cuenta uno de los impulsores del proyecto, Richard Wiles, "WXshift solo presentar presentar información que podría ser útil para los gobiernos y los ciudadanos de lugares que cambiarán mucho durante este siglo". Con su mapa quieren despolitizar el asunto del calentamiento global, para trasladar el foco a los datos.

Las imágenes hablan por sí solas. Ciudades como Río de Janeiro o Shanghái tienen todas las papeletas para convertirse en “nuevas Venecias” con canales bastante más amplios que los de esta ciudad.

Dos grados más o menos puede suponer que una ciudad como Nueva York sobreviva o se hunda bajo las aguas

El caso más llamativo es el de Nueva York. En el primero de los escenarios contemplados —que la temperatura media global ascienda 2 grados en lo que resta de siglo—, la fisionomía urbana de la metrópolis estadounidense no sufriría grandes daños. Pero si la temperatura llegara a aumentar 4 grados... estos chavales se quedarán sin excursión.

El análisis también aporta datos de cómo cambió el clima durante el Siglo XX. Las gráficas sobre el nivel del mar, la temperatura media o los incendios forestales en Estados Unidos prueban que estamos ante una situación crítica.

Este estudio no es, ni mucho menos, el primero que evidencia los efectos del cambio climático, pero ver nuestra propia ciudad hundida por sus consecuencias invita a la reflexión.

Quizás no estemos ahí en 2100, pero ¿es este el futuro que queremos dejar a nuestros hijos y nietos?

Impresiona ver nuestra propia ciudad hundida

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar