PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Esa hamburguesa que estás a punto de comerte podría contener restos de... ¿rata?

H

 

Un estudio que analiza 258 hamburguesas comerciales encuentra restos de ADN humano y de rata entre sus ingredientes. Y eso no es todo

PlayGround

12 Mayo 2016 17:43

Comer fuera de casa puede llegar a convertirse en un deporte de riesgo. Carne de caballo donde debería haber ternera, bacterias fecales en el pastel de chocolate, intoxicaciones alimentarias por salmonella, carne caducada en los restaurantes de comida rápida...

A esos sonados escándalos alimenticios se suma ahora un estudio llevado a cabo en Estados Unidos por el laboratorio Clear Labs en el que han sometido a un análisis molecular 258 productos cárnicos salidos del sector de hamburguesero. ¿Su conclusión? Las hamburguesas que comemos llevan más “ingredientes” de los que pensábamos.

Entre las hamburguesas analizadas encontraron los siguientes “extras”:

-2 casos de carne en productos supuestamente vegetarianos.

-Una hamburguesa de frijoles que no llevaba frijoles.

-3 casos de ADN de rata.

-1 caso de ADN humano.

-El 4,3% de las muestras analizadas contenía ADN patógeno.



Clear Labs ha analizado 258 hamburguesas. Los resultados: 2 casos de carne en productos vegetarianos, 3 casos de ADN de rata y 1 de ADN de humano

Tal como cuentan en el informe, la muestra se componía de 258 hamburguesas de 79 marcas y 22 minoristas, y fue cuidadosamente seleccionada con el objetivo de proporcionar una estadística significativa de la industria de las hamburguesas. “Se analizó carne de hamburguesa, empanadas congeladas, productos de comida rápida de hamburgueserías y hamburguesas vegetarianas”, explican.

Clear Labs destaca que el estudio ha sido realizado de forma totalmente independiente y que ninguna “empresa, clientes y otras entidades han tenido influencia sobre la investigación y las pruebas”.

Además, aclaran que la identidad de las hamburguesas "culpables" permanecerá en el anonimato.



Pese a lo desagradable de los hallazgos, la empresa advierte de que el ADN humano y de rata encontrado no era peligroso para la salud.

“La causa más probable de que haya ADN humano se explica por pequeños restos de piel, uñas o pelo mezclados accidentalmente durante el proceso de fabricación. Lo que muchos consumidores no saben es que ciertas cantidades de ADN humano y de rata pueden encontrarse dentro de un rango normativo aceptable", detallan los autores del informe.

Más allá de esos pequeños restos de roedor o de personas, los autores del estudio señalan que, en general, los hallazgos “sugieren que la industria de la carne se ha beneficiado de una reglamentación estricta y pruebas agresivas”.

En general, la industria de comida rápida presentó bajos índices de contaminación —solo el 4,3% de las muestras analizadas contenían ADN patógeno— pero no así en otros aspectos, como las discrepancias sustanciales entre los valores nutricionales que dicen que tienen los productos y los que poseen realmente, o en los ingredientes declarados del producto.

El laboratorio también encontró diversos casos de sustitución de alimentos e ingredientes "fantasma" que aparecían en las etiquetas pero no en las hamburguesas


El 23,6% de los productos vegetarianos mostró algún tipo de discrepancia entre los ingredientes reales del producto y la etiqueta, en comparación con el 13,6% del total de las muestras.

Este laboratorio encontró diversos casos de ingredientes “fantasmas”. En 16 de hamburguesas analizadas (un 6,6% del total) se encontró sustitución de ingredientes, en 14 de las hamburguesas vegetarianas (15,7% del total) no aparecían ingredientes que sí se detallaban en las etiquetas —sorprendentemente, una hamburguesa de frijoles no contenía frijoles en absoluto— y se encontró ADN de ternera en 2 hamburguesas vegetarianas.


Además, los expertos encontraron variaciones nutricionales en algunas de las hamburguesas. De las 258 hamburguesas analizadas, 119 (el 46% del total) presentaba diferencias en cuanto a las calorías reales y las de las etiquetas y en 12 casos esa diferencia sobrepasaba las 100 calorías.

Ya sabes, la próxima vez que vayas a un restaurante de comida rápida no te olvides de preguntar por todos los ingredientes. Igual te llevas alguna que otra sorpresa no muy agradable.

share