PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El mayor hackeo al lobby anti pezones tiene forma de bikini

H

 

Malas noticias para el lobby anti-pezones femeninos: la prenda del verano es un bañador hiperrealista

Alba Muñoz

27 Junio 2014 17:26

Puede parecer una broma, pero es el mayor hackeo feminista de la historia en lo que a ropa de baño se refiere. El nuevo TaTa Top permite cubrir los pechos con un original estampado en forma de pezón. Esta prenda, diseño de Robyn Graves y Michelle Lytle, será el mayor dolor de cabeza de los vigilantes de la playa en algunos estados americanos, donde el topless es ilegal. El femenino, claro.

Graves y Lytle, como mucha gente, se preguntan: “Si pensamos seriamente en ello, ¿cuál es la diferencia entre los pezones de un hombre y los de una mujer? ¿De verdad es sólo por el tejido mamario extra? ¿Es un pezón femenino real y verdadero desnudo ante el mundo algo tan ofensivo que debe permanecer cubierto?”.

¡Zas!

El zas del TaTa Top se basa en el realismo del estampado: las chicas y mujeres que lo llevan cumplen la ley, pero no se avergüenzan de sus cuerpos. Y ¡ha!, están dispuestas a jugar al gato y al ratón sobre la arena. Ya nos imaginamos a los Mitch Buchannon de las playas californianas con sus prismáticos, agarrando el flotador rojo y corriendo hasta la infractora, para terminar quitándose las gafas y adoptando el color del flotador.

La clave del asunto, el hackeo, viene aquí: si lo que molesta es la presencia del pezón femenino, que al parecer desborda una sensualidad tan violenta y pecaminosa como incómoda, ¿una reproducción exacta no debería causar el mismo efecto? Puede, pero a efectos legales no tiene nada que ver. Acabas de pillar la incoherencia del tinglado.

Mientras los hombres pueden caminar por la orilla libres de tejidos superiores, ellas deben cubrirse y dejar que el sol marque su piel. A estas alturas de la película, el cuerpo femenino sigue siendo censurado en el espacio público de muchos países, una desigualdad flagrante: hombres y mujeres no gozan de la misma libertad a la hora de no avergonzarse, de espachurrarse como vinieron al mundo o incluso de seducir.

A día de hoy, los pectorales masculinos son tan explotados eróticamente como una teta bamboleante: ¿acaso los metrosexuales no intentan seducir al público playero con sus torsos depilados y musculados? ¿es que nadie piensa en lo inmoral y provocativo que eso resulta para las castas mujeres que deben enfrentarse a esas visiones bajo el parasol? ¿Qué hay de los minibañadores marca-paquete?

Hashtags y el juego del verano

El éxito del TaTa Top está siendo considerable, y ante el cúmulo de peticiones, ya existe una versión para pieles oscuras. No se le escapa a nadie que este producto viene bendecido por la campaña en redes #FreeTheNipple (#LiberaElPezón), que además de contar con la participación de celebridades como Scout Willis (hija de Demi Moore y Bruce Willis), consiguió ser viral. Las creadoras de TaTa Top han lanzado también el hashtag #TheTaTaTop, con el que están consiguiendo feedback sobre todo en Instagram, aunque también algunas imágenes han sido bloqueadas por la plataforma. Ahora la pregunta es qué va a pasar con Facebook: ¿puede esta iniciativa crear un gran cortocircuito en las controvertidas políticas antipezón de la red social?

Las playas españolas no tienen demasiados remilgos con este tema. Sin embargo, el TaTa Top podría tener una aplicación local. Muchas mujeres que hacen topless sufren los barridos estilo torero o comentarios no deseados. Este bikini puedeser el juego del verano, "despista al mirón". La cosa es fácil: esperar a que el individuo frunza el ceño, o cuando se tenga captada su atención, desprenderse del bikini para el posterior mindblowing en directo. En definitiva, lo que esta prenda propone es el hackeo, ya sea en playas discriminadoras o no. El TaTa Top promueve el juego, la travesura, ya que aunque no haya leyes explícitas contra los desnudos femeninos en muchas playas, sí hay normas implícitas que es divertido burlar.

TaTa Top

TaTa Top

share