Actualidad

Anfetas y autogestión, una historia secreta del punk en Madrid

Un proyecto documental se propone analizar el nacimiento y evolución del punk en Madrid

La Uvi, Zoquillos, La Broma de Ssatán, Commando 9mm, Espasmódicos, Toreros After Olé, Panadería Bollería Nuestra Señora del Karmen, TDeK, Tarzán y su puta madre buscan piso en Alcobendas, Sin Dios, 37 Hostias, Andanada 7, Petra de Fenetra… Quien conozca o recuerde estos nombres sabe que, aunque los libros de historia se empeñen en lo contrario, la realidad es tozuda y no todo era de color pastel en la capital de la España felipista.

El documental Lo que hicimos fue secreto. Punk y Madrid, estética y política quiere ahora recuperar el punk madrileño en su génesis y evolución. Su propósito es recuperar a los personajes ocultos por la La Movida y la cultura oficial. “Hablamos de personas que hicieron algo que para los ojos de la sociedad madrileña en general no existe. Si fuera verdad que estuvo en el Rockola toda la gente que dice que ha estado, esta tendría que haber sido como el Palacio de los Deportes. Igualmente parecía que murió Tierno, cerró Rockola, ganó el PP en el ayuntamiento, se fue todo el mundo a su casa y no volvió a pasar nada en Madrid. Por eso empezamos a investigar", afirma el equipo de trabajo compuesto por Landa Layasi, David Álvarez y Gloria G. Durán.

“No cambio mis modales por corbatas de papá, no cambio mi lenguaje aunque me quieras matar”. Son palabras de Chicos de la calle, de Toreros After Olé en 1983, que ahora sirven de banda sonora al tráiler de esta investigación en proceso de captación de fondos. Layasi, Álvarez y Durán pondrán en valor a “esa generación demasiado joven para haber sufrido la dictadura, pero que le tocó vivir la etapa del desencanto después de la victoria del PSOE”, a esos jóvenes atrapados entre heroína, anfetaminas y paro estructural. El formato, un webdoc interactivo primero para dar paso a un documental más clásico después.

Lo que hicimos fue secreto es ambicioso. Abarcará desde finales de los 70 hasta primeros de este siglo y contará con testimonios de las bandas mencionadas, además de personalidades más reconocidas como Nacho Canut, Ana Curra o Ramoncín. La bio del punk español no es todo lo lineal que parece: “ Históricamente, el punk llega aquí de la mano de gente que tenía pasta suficiente para poder comprarse instrumentos”.

Enfrentamientos en la calle entre policía y público de un concierto de TDeK, Commando 9mm y Kortatu (El País, 8 de junio de 1986)

Sus autores quieren abordar además el legado colectivo que dejó el punk en Madrid. “Desde los colectivos que operaban en los primeros centro ocupados como Amparo 33, Minuesa, el Laboratorio y a día de hoy la Tabacalera hasta gestores culturales que marcan un antes y un después en la historia de la cultura de la ciudad”. Del no futuro a la autogestión, incluso dentro de las instituciones.

"El nihilismo y la estética de la negatividad fue tomada por muchas personas de diversas procedencias. Creemos que esto ha tenido su influencia en la democratización de la educación, por ejemplo”. La unión entre arte y acción política culminada en movimientos como el del 15M también está en el punto de mira de las investigaciones del trío. “Muchas personas ya veteranas de los movimientos sociales y el tejido asociativo de Madrid vienen del punk de los 80”.

Es el momento de echar la vista atrás. Pero melancolías las justas. Agobiados y despreciados por una democracia vaciada de contenido social, muchos intentaban encontrar y marcar su propio ritmo: “En la farmacia de mi barrio hay muchas cosas ricas que puedes comer: novocaina, rohipnol, rinomade, morfa, popper, simpatina, valium diez” cantaban TDeK (Terrorismo, Destrucción y Kaos) en 1985.

Anarquía, feminismo y un torero banderilleado: legendaria portada del único disco de Toreros After Olé

Guitarras, anfetas y autogestión contra la España que nació muerta

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar