Actualidad

¿Qué es lo que hace que la gente se enamore?

La escritora Mary Ann Clark Bremer trata de responder a esa pregunta en 'Una pasión parecida al miedo'

Nuestras vidas se nutren de dos cosas: de palabras preferidas y de amores imposibles. Ocurre que a menudo algunas de nuestras palabras predilectas son, precisamente aquellas que tienen que ver con el campo semántico del amor. Las utilizamos para definir lo felices o infelices que hemos sido a lo largo de esta existencia, y nos las arrancamos cuando sentimos que no son ciertas. Al igual que el cuerpo humano precisa comunicación, y precisa alimento, y precisa aire. Al igual que nuestra glucosa no podría ser regulada sin nuestro páncreas, o nuestra sangre bombeada sin nuestro corazón, ocurre que nuestras historias y nuestras fantasías no serían nada sin esos amores que tantas veces soñamos.

Una pasión parecida al miedo

De modo que esta es la historia: una mujer que ha sufrido la pérdida de su marido y que ha tenido que enfrentarse a la guerra decide refugiarse unos días entre el calor de los muros de un hotel de Berna. Esa mujer no es otra que la propia Mary Ann Clark Bremer, autora de varios diarios y de varias novelas escritas desde una intimidad y una cercanía tremendas. En Una pasión parecida al miedo (Periférica), Clark Bremer relata en primera persona cómo al llegar a la ciudad coincide en la estación con un hombre que se dirige al mismo destino que ella. Desde el primer momento de su encuentro, y durante los siguientes días en el hotel, aquel hombre que conoceremos como D. y la narradora experimentan una conexión inusual.

Pasearán juntos, hablarán durante horas de las historias mortales que impregnaron sus vidas pasadas y tratarán de comprenderse el uno al otro incluso si sus vivencias fueron muy distintas. Como ocurre en la película Lost in Traslation de Sofia Coppola, pero ambientado en un escenario nevado, casi en mitad de la nada y después de la II Guerra Mundial, en esta historia los protagonistas estarán condenados a no poder consumar su amor. Porque al fin y al cabo de eso van los amores imposibles. De quedarse en el corazón y no traspasar las fronteras de la piel ajena. Aquí la voz de Clark Bremer y del misterioso señor D. van entretejiendo un libro que les duele. Una narración que dura una semana pero que para ambos termina por significar un mundo.

Literatura que nutre

Por todas estas cosas, Una pasión parecida al miedo es un libro de libros y una historia de historias en las que la pérdida y la muerte son elementos comunes. Durante todas sus páginas la autora recuerda al lector que su amado imposible es una especie de Sherezade, al que sabe que no volverá a ver cuando la estancia en ese hotel acabe. Al final, es el miedo y la fugacidad lo que acaba por mantener vivo su fuego, y por eso Clark Bremer termina confesando que en verdad tenía miedo de que una pulsión física destruyera aquella pureza en la que se envolvía su relación.

¿Qué es lo que hace que la gente se enamore?, dice la autora, citando a Edmund Burke. Y entonces ella nos regala este pequeño libro en el que su corazón queda al descubierto. Este pequeño consuelo que recorre nuestra columna vertebral con suavidad. Porque con palabras preferidas y con amores imposibles, May Ann Clark Bremen nos está nutriendo. 

Que no puedan consumarse no significa que sean imposibles, sobre todo si esos amores existen en nuestro corazón.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar