PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Esta es la droga más peligrosa que vas a probar en toda tu vida

H

 

'Glow' es una droga inventada, pero también es el nombre de la nueva y delirante novela de Ned Beauman: hay que estar loco o ser muy valiente para probar ambas

Luna Miguel

18 Marzo 2015 11:11

—Imágenes de Carl Heindl

¿Recordáis ese sentimiento, entre el miedo y la excitación, que recorría vuestro cuerpo la primera vez que probasteis una droga? Qué pasará. Cómo reaccionarán los músculos. Qué notarán las personas que me rodean cuando empiece a sudar, a bailar, a mover la mandíbula o a entrecerrar los ojos. Siempre hay una primera vez para todo, y esa primera vez será única. Incluso si nos sienta fatal. Incluso si nos hace vomitar.

Eso es lo que ocurre con el glow, precisamente, que lo único que provoca son arcadas. Como un MDMA pero más alocado. Como un éxtasis malo que en realidad viene de los laboratorios para retorcerte los ojos entre luces de colores. El glow es una droga terrible, porque glow es una droga ficticia. Su creador es el joven novelista británico Ned Beauman y se la ha inventado no ya para crear una obra polémica sobre la fiesta y el desfase de la juventud, sino más bien para introducir a sus lectores una trama de violencia, política, delirio e hipocondría.

A sus 29 años, Beauman presenta con Glow (editada en español por Alba Contemporánea) su tercera novela. Alabado por la prensa cultural y celebrado como uno de los autores más importantes de su generación, el joven autor ha reventado cabezas de lectores y críticos con una literatura que rebosa humor negro. En esta ocasión lo que Ned Beauman trae es la historia de Raf, un peculiar joven que padece un no menos peculiar trastorno que le hace sufrir problemas de sueño.

Raf conoce bien el mundo de las drogas y de las discotecas de su ciudad. De hecho, el episodio que le cambiará la vida comienza en un after en una lavandería horrible. Es allí donde escucha hablar del glow por primera vez y es allí donde conoce y se enamora de una mujer que le dará más dolores de cabeza de los habituales. Lo que parece una novela de posadolescentes drogatas acaba por convertirse en una historia casi policíaca, que a ratos incluso recuerda a las mejores escenas de la célebre serie Utopia.

Mafia, tortura y una partida de ajedrez político muy sucia y enrevesada convierten la vida de Raf y la de sus cercanos en una odisea. Y es que las drogas son peligrosas, no solo porque te hagan temblar, o te crujan la mandíbula, o te achinen los ojos, sino también porque en ocasiones son verdaderas armas de dominación, motivos para desatar mil guerras o para predicar ideologías embobando al pueblo.

Es curioso, después de todo, que una novela que empieza en una rave se transforme en un thriller generacional, en una denuncia social y en una crítica a las grandes corporaciones, capaces de destruir vidas para conseguir sus propósitos. A veces todo parece una paranoia, –¿quizá provocada por el propio glow?, pues es imposible imaginar que la crueldad de la sociedad moderna se extienda hasta el punto de envenenar a un joven que en realidad es un inadaptado. 

La novela de Beauman es breve, y se lee en lo que dura un colocón. Es posible que muchos de los que llegan a estas páginas se queden con la sensación de mono, con el profundo deseo de probar esa droga prohibida, de escupirla para sentirse libres, de volver a tragársela, porque como ocurre en la vida de Raf, ya no hay vuelta atrás. 


Cuando la rave más horrible dio pie a un verdadero thriller generacional




share