Actualidad

Hay más gente de la que crees pagando por ser como Kim Kardashian

Su aplicación es gratuita, pero hay que pagar para acortar las esperas. Facturará 150 millones en pocos meses

Es adictivo. Muy adictivo. Incluso para los que no son amigos de seguir las andanzas de las celebridades o no están atentos a las novedades de la moda. Curiosamente, también es bastante rudimentario: basta con esperar a completar sesiones de fotos, apariciones en eventos o entrevistas sin siquiera mover un dedo e interactuando lo mínimo con los personajes que se cruzan en tu camino. Sin embargo, no importa la estrategia o el nivel de destreza cuando la misión es convertirse en una celebridad de primer nivel con la ayuda, nada menos, que de Kim Kardashian.

Esta estrella de reality show-consorte de ídolo del rap-diseñadora-famosa por derecho propio h a puesto voz a su avatar y ha recreado algunos de los hitos de su ocioso mundo de glamour y fiestas: allí están sus tiendas de moda Kardash, las producciones con fotógrafos que se parecen demasiado a Mario Testino o Peter Lindbergh, las mansiones, los publicistas que trabajan sin descanso, los paparazzi, el flirteo por conveniencia y la reputación en las redes sociales.

"Kim Kardashian Hollywood" es la aplicación más aspiracional del momento. Y como tal engancha peligrosamente. Tanto, que ha llenado las arcas de Glu Games, la compañía que la ha desarrollado, y le ha hecho ganar a Kardashian 150 millones de euros. Mucho, muchísimo más de lo que gana con el resto de sus contratos publicitarios.

El juego es gratuito, pero si se quiere pasar del anonimato a la celebridad a buen ritmo, hay que invertir, comprar energía "fashion" para soportar jornadas maratonianas en el durísimo mundo del star system. Puede parecer un mantra absurdo, pero de los millones de usuarios de Kardashian Hollywood un buen porcentaje ya ha abierto la cartera para seguir jugando y no tener que soportar las esperas que median entre una actividad y la siguiente. Algo similar a lo que les ocurre a los muy viciados al Candy Crush pero con una pátina de aspiración y deseo de fama: todos quieren ver qué le ocurre a su avatar cuando alcanza altas cotas de fama.

Tanto es así, que muchos ya se han quejado de la ruina que supone instalarse esta app. Recientemente, un padre denunciaba vía Facebook que su hijo había gastado 90 euros en dos días sin que el filtro de control parental lo remediara. Ante las denuncias, la empresa tuvo que emitir un comunicado:

"El juego no está diseñado para engañar a los jugadores o incitar a la compra no intencionada. Se les muestra una notificación que les anuncia que están a punto de hacer una compra que requiere dinero real y se les pide confirmación", declararon desde Glu Games.

La compañía pretende obtener unos beneficios en la segunda mitad de 2014 superiores a los que consiguieron en todo el año 2013. Gracias, en su mayor parte, a esos miles de jugadores que necesitan ser virtualmente como Kardashian y están a dos, tres y cuatro euros de conseguirlo.

"Los fans de Kim no sólo se manejan con la tecnología, también representan un mercado en alza y son aspiracionales. No tienes que esperar a ver su reality para entrar a formar parte de su universo, otras celebridades no tienen ese tipo de fans", afirma el CEO de Glu Games, Niccolo de Massi, en Business Insider

Este experto en finanzas y tecnología (comenzó trabajando nada menos que en JP Morgan) asegura que fue ese talento para la empatía y la comunicación lo que le incitó a contactar con Kardashian. No se equivocó: el éxito de la aplicación reside, en gran medida, en la forma en que esta celebridad ha sabido integrarlo en sus redes sociales. No hay día que Kim no hable del juego en Twitter y su foto de perfil de Instagram es ahora el avatar que han diseñado para ella.

Obviamente, la estrella está encantada con la ingente cantidad de fans que demuestran día a día querer ser como ella (y a los que no les importa dar sus datos bancarios para conseguirlo) y la compañía está buscando alternativas para alargar la trama hasta el infinito. Quizá la protagonista del videojuego consiga ser presidenta de Estados Unidos o aparecer en la lista Forbes de las más ricas del mundo gracias a la inestimable ayuda de Kim Kardashian y previo paso por caja.

Son muchas las celebridades que, con bastante éxito, se han lanzado al mundo de las aplicaciones relacionadas con el ejercicio, la alimentación o los trucos de estilo. Hasta ahora sus nombres funcionaban como reclamo, pero Kim acaba de abrirles a un nuevo y muy rentable mundo: con toda probabilidad, esta será la primera de muchas apps rudimentarias que buscan emular la vida de otras estrellas de la música, la moda o el cine. La aspiración y el deseo de fama siguen moviendo los bolsillos de una buena porción del planeta, aunque los sueños se cumplan sólo en la pantalla de un móvil.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar