PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Los serbobosnios prohíben que se estudie el genocidio de Srebrenica en las escuelas

H

 

Ni el genocidio de 8.000 personas ni el asedio de Sarajevo tendrán sitio en los libros de texto

S.L.

08 Junio 2017 15:00

 GETTY

La masacre de Srebrenica está considerada la mayor atrocidad cometida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. En julio de 1995 las tropas serbobosnias asesinaron a unas 8.000 personas de etnia bosnia musulmana en la región de Srebrenica. Un baño de sangre que quedó como testimonio de la crueldad de la Guerra de Bosnia y que a partir de ahora podría no volver a estudiarse en los colegios de la República de Sprkska.

La República de Srpska, para quien no lo sepa, es una de las dos entidades políticas que forman Bosnia y Herzegovina junto con la Federación de Bosnia-Herzegovina y se constituyó en 1995 al terminar la guerra.

Según informa Balkan insight, el presidente de la República, Milorad Dodik, anunció el martes en una rueda de prensa que no se hablará en las escuelas del genocidio de Srebrenica ni del sitio de Sarajevo. “Es imposible utilizar aquí los libros de texto de la Federación en los que se dice que los serbios cometieron el genocidio y que mantuvieron Sarajevo en estado de sitio. No es cierto y no va a ser estudiado aquí”, remarcó Dodik.

Los principales líderes serbobosnios han negado siempre que la masacre de Srebrenica fuera un genocidio, a pesar de que dos tribunales internacionales lo hayan declarado como tal.



Con estas declaraciones, el presidente Dodik muestra su apoyo a la controvertida decisión anunciada el lunes por el ministro de educación y cultura Dane Malesevic. El ministro explicó en rueda de prensa que los libros que traten el genocidio serán prohibidos y apoyó su decisión basándose en un acuerdo firmado en 2002 por todos los ministros de educación de Bosnia. En él, se comprometían a eliminar los temas relacionados bélicos de los libros de historia. “Es por su bien y por el bien de una convivencia sana en Bosnia Herzegovina”, añadió Malesevic.

La decisión de borrar de un plumazo los aspectos más negros de la historia reciente de Bosnia no ha pillado por sorpresa a la parte bosniaca o bosnia musulmana de la población. Muhizin Omerovic, representante de padres de niños bosniacos en una aldea de la República, considera que "teniendo en cuenta la situación, creo que lograrán prohibir los libros. Hemos estado luchando por el tema y el reconocimiento del idioma durante cuatro años y aún no hemos resuelto nada".


“Es por su bien y por el bien de una convivencia sana en Bosnia Herzegovina”


Omerovic hace referencia a otra de las grandes disputas dentro de la educación en el país. Mientras que la constitución estatal de Bosnia define los tres idiomas del país como bosnio, croata y serbio, la constitución de la República de Srpska explica que las lenguas oficiales son las de los “pueblos bosnios, serbio y croata”.  Una pequeña palabra que lo cambia todo para los bosniacos, quienes consideran que si su lengua se definiera como bosnio, se reafirmaría así la existencia de un patrimonio cultural e histórico común.

Esta controvertida prohibición es tan solo otro ejemplo más de la división existente en el país, que se mantiene más de 21 después de que terminara el conflicto entre serbobosnios, bosniocroatas y bosniacos.

El país balcánico sigue profundamente dividido en etnias y las heridas siguen sin cerrarse. Los estudiantes aprenden diferentes versiones de la Guerra de Bosnia, se segrega a los alumnos bajo la controvertida práctica de “dos escuelas bajo el mismo techo” (separar a los alumnos por etnias en diferentes clases) y las asignaturas se estudian de acuerdo a un “currículo nacional étnico”, lo que significa que cada etnia estudia asignaturas como religión o historia de manera diferente.




share