PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La domesticación de los gatos tiene la culpa de que ahora dominen el mundo

H

 

Breve historia de cómo los felinos acabaron sometiéndonos a su voluntad en todos los rincones del mundo

A.O.

20 Junio 2017 15:55

Arte PG

Amamos a los gatos. Desde los tiempos en los que se acomodan en nuestras casas, nos han encandilado sus persistentes batallas, su mirada de soy-yo-el-que-manda y su fascinación inexplicable por las cajas y los ovillos de lana. Están los gordos, los locos, los incansables y hasta los que odian los lunes como Garfield.

Pero faltaba conocer el momento en el historia que desencadenó que sean ahora los amos del sofá -y quién sabe si en el futuro del mundo-. La historia de cuándo y cómo estos animales se hicieron domésticos.

Tras un exhaustivo análisis del ADN encontrado en los huesos, dientes, cabello y piel de más de 200 felinos de enclaves arqueológicos de Oriente Próximo, África y Europa, un estudio publicado en la revista Nature Ecology and Evolution revela su origen. El material desprende que todos los gatos domesticados descienden de los del antiguo Egipto y Oriente Próximo. Vienen de una subespecie salvaje de llamado gato salvaje africano (Felis silvestris lybica).

via GIPHY

Parece que cuando, hace unos 10.000 años, los primeros agricultores de ambas regiones comenzaron a acumular reservas de cereales, el grano atrajo a los roedores y los roedores a los gatos. Al darse cuenta de buenos exterminadores de ratas que eran, los humanos recibieron encantados a los felinos y se los llevaron consigo por medio mundo.

Esa especie se extendió por Europa al migrar los agricultores hace 6.000 años y meterlos en los barcos para mantener a raya a las ratas. A través del eje comercial de Egipto, los gatos también llegaron al sur de Asia Occidental y el resto de África. Los gatos egipcios fueron más populares que los de Oriente Próximo porque hasta los Vikingos del Mar Báltico los subían a sus botes para que los roedores no acabaron con la comida que llevaban a bordo.

Hoy los gatos están en todos los continentes menos en la Antártida. Han sabido que los primeros domados tuvieron el pelaje a rayas y hasta la Edad Media el patrón a manchas no se originó. A la investigación le queda la duda de si los gatos de Oriente Próximo se llevaron a Egipto o en Egipto hubo domesticación independiente. Al mundo también le queda saber cuándo nos someterán a su yugo.

via GIPHY

share