PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Nunca te habían hablado de amor de esta manera

H

 

Gaspar Noé vuelve a escandalizar con 'Love'

Luis M. Rodríguez

22 Mayo 2015 06:00

Vuelve el desconfort. Vuelven los callejones, los neones eléctricos, los ambientes extra sórdidos y la excitación carnal que raya en lo violento. Vuelven las noches que queman, las tramas circulares, los planos imposibles, las drogas y el sexo. Vuelve Gaspar Noé, y eso sólo puede significar una cosa: incomodidad en la butaca. Y escándalo.

Seis años después de poner a prueba nuestra resistencia física y cerebral con aquel tripi extracorpóreo llamado Enter The Void, el director franco-argentino acaba de estrenar en Cannes su nueva película, Love.

La descripción oficial habla de "un melodrana sexual sobre un chico, una chica y otra chica". O sea, un triángulo de amor bizarro con París de fondo entre un joven, Karl Glusman, y dos muchachas en flor, las debutantes Aomi Muyock y Klara Kirstin.

Eso es precisamente lo que vemos en el primer tráiler del filme, recién salido del horno: el comienzo de una escena de "sexualidad sentimental" a tres bandas.



Cuerpos relajados, risas traviesas, labios mordidos, caladas, lenguas que arden...

¿Decepcionado? ¿Esperabas algo menos comedido? Bueno, en ese caso ahí está la campaña gráfica de la película. Unos afiches entre los que se encuentra el que algunos han tachado como el póster "más escandaloso de la década".

Concretamente este:



¿Qué esperar de Love? Pues una narración retrospectiva —desde el presente se rememora el pasado— alrededor de un carnaval de sexo, alucinógenos, lágrimas, sexo, infidelidades, obsesión, enfermedad mental y... ¿hemos dicho sexo?

Según Noé, se trata de una celebración del sexo con la que quiere contraargumentar los retratos frecuentemente oscuros y moralistas que el cine tradicional ha hecho de la materia carnal. Una especie de "film erótico sentimental" rodado en 3D que "se la pondrá dura a los tíos y hará llorar a las tías". Esas son sus previsiones.

Y que nadie espere violencia gratuita esta vez. "La única violencia que hay en el filme es la manera en la que la gente locamente enamorada se insulta".

¿Se está ablandando el viejo Noé? Las primeras críticas llegadas desde Cannes sugieren que sí. Aunque también avisan de que Love es absolutamente NSFW, "a no ser que trabajes en un sex-shop o en un banco de esperma".

Lágrimas y erecciones. Dos de las materias básicas del amor. Eso es lo que promete el francés.

Veremos si cumple. Por si acaso, vete preparando los kleenex.



En esta vida sólo hay un principio motriz: el deseo. Todo sigue a eso, también el mal llamado amor

share