Actualidad

Así es el futuro del porno para gourmets

El servicio Customs4U es una mezcla entre webcam y rodaje con una sola actriz en el que tú eres el director y decides lo que te excita

Tras detectar que hay muchos consumidores de porno insatisfechos porque el tipo de escena que tienen en la cabeza no la encuentran en la red, un joven emprendedor londinense de 30 años llamado Timothy Stokely se lanzó a crear un servicio distinto a todo lo que se ha conocido hasta ahora en el negocio del sexo en la red: dar al consumidor la oportunidad de construirse su propia y única escena porno. Su empresa se llama Costums4U y el planteamiento de la misma —en cuya oferta sólo se incluyen mujeres, por el momento…—, es el siguiente: imaginemos que te has pasado horas buscando vídeos que contengan un momento de furiosa masturbación clitoridiana con squirting, mucho masajeo de las costillas, una penetración anal y ‘money shot’ en los pechos… Tú buscas, buscas, y no encuentras exactamente eso. A fin de cuentas, las empresas que ruedan escenas van a lo que van, y generalmente ruedan lo que funciona o lo que demandan sectores de consumidores muy específicos, y no se ponen a pensar en guiones a la carta. Por tanto, convenía crear el generador de escenas porno a la carta.

Customs4U por ahora tiene un problema: sólo usa modelos femeninas, y en apariencia tiene el servicio de una webcam guionizada (o el tercer estadio evolutivo tras la casi defunción del ‘peep show’). Evidentemente, tú no puedes entrar en la escena. Y por ahora tampoco se permite que en la escena con esa modelo entre otra modelo, ni tampoco un hombre. Así que es porno básicamente de masturbación, teasing y voyeurismo, aunque con muchísimas subvariantes para fetichistas: puedes pedir que haya dominación, cosquillas, que se suba la falda, que vaya disfrazada de superheroína, que haga flexiones, que se introduzca objetos… Al entrar en el servicio, escoges la chica que quieras entre varios centenares de opciones —asiáticas, rubias, morenas, incluso porn stars reales que hace trabajos específicos para la web por encargo—, eliges el tipo de práctica sexual que quieres que ejecute, la calidad del vídeo, la duración y la fecha de entrega. Entonces Customs4U recoge tu pedido, como las máquinas de McDonalds, se rueda la escena y te llega a ti, personalizada y a un coste nada barato: entre 300 y 500 dólares con un máximo de 30 minutos.

¿Es este el futuro del sexo? Parece difícil. Pero en un tiempo en que la sociedad empieza a demandar sexo digital antes que real, y cuando la realidad virtual (esencialmente a partir de dispositivos como Occulus Rift) despliega importantes posibilidades de ocio, la evolución del sexo online merece ser tenido en cuenta.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar