Actualidad

Estas fotos demuestran que los chinos tampoco están preparados para Ikea

Oh, wait. Quizá sea al revés. El fotógrafo Kevin Frayer te lo explica.

Ir de compras a Ikea se ha convertido en uno de los rituales familiares más exportados del mundo, pero no todos nos comportamos igual en sus laberínticas instalaciones. A los chinos, por ejemplo, tanto sofá vacío les provoca modorra.

En su primera visita al descomunal Ikea de Beijing, el fotógrafo Kevin Frayer comprobó que, en vez de robar lápices, los clientes chinos se dedican a dormir a pierna suelta en rincones insospechados. En este punto podríamos exclamar “¡Ja!, ¡ellos no lo han resistido!”, pero Frayer, que decidió documentar el fenómeno, cree es una capacidad envidiable: “Se llevan su té y sus aperitivos, hacen las compras y luego se miman con una buena siesta”, dijo a Mashable.

Con esta serie Frayer no intenta ridiculizarles, sino mostrar con admiración por cómo se las arreglan para “conseguir un estado de reposo real en ese ambiente”. Teniendo en cuenta el bullicio de algunas ciudades chinas, tal vez Ikea sí pueda ser un remanso de paz.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar