Actualidad

Sin filtros ni postureo: los selfies de esta artista se mofan de las convenciones

Reírse de lo cotidiano es también enfrentarnos a nuestros propios prejuicios estéticos

Con sus autorretratos pretende crear confusión. Después enfrentar al espectador con sus propios prejuicios: del canon de belleza imperante al papel de la mujer en la fotografía.

La artista finlandesa Iiu Susiraja basa su obra en la cotidianidad. Se retrata con una escoba atrapada bajo sus pechos, cuelga un par de zapatos de tacón de sus rodillas o sostiene y contempla un bizcocho como si se tratara de un bebé. Lo más banal puede ser una fuente de diversión y, a la vez, un ejercicio de crítica que cuestione el modo en que la sociedad y los medios dictan cómo debe moldearse el ámbito privado. Nada de mobiliario refinado, nada de poses aparatosas, nada de actitudes autocomplacientes.

"Hay gente que me ha escrito diciéndome 'déjalo y búscate un trabajo de verdad'. Pero esa es justo la reacción que busco", afirma Susiraja en Dazed. Ahora su serie fotográfica Good Behaviour se expone en el Foro Fotográfico de Frankfurt hasta el 30 de noviembre. Para muchos, serán escenas incómodas. Y justo por eso Iiu habrá logrado su cometido: hay algo perturbador en contemplar a mujeres normales actuando libremente en sus propios espacios. Bastan estas imágenes para demostrarlo.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar