PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La fotógrafa vagabunda que retrató la libertad

H

 

Kitra Kahana vivió durante meses con una comunidad de jóvenes nómadas de Estados Unidos. Ella lo llama “el otro sueño americano”

Alba Muñoz

09 Junio 2014 13:29

A los seis años, Kitra Kahana guardaba en su armario una maleta con algo de ropa y latas de comida: “Sentía una profunda inquietud por caer en la rutina y el aburrimiento. Soñaba que recogía bayas y conocía gente extraña que vivía en las fronteras”. Tras cursar estudios en Filosofía y Antropología Visual, Kahana, que nació en Miami y se crió entre Canadá y Suecia, hizo realidad su sueño gracias a la fotografía documental.

Kitra Kahana se unió a una comunidad de jóvenes nómadas durante meses y creó el proyecto Nomadic, a raíz del cual empezó a colaborar con revistas como National Geographic. A Kahana la diferenciaba la inmersión y la complicidad que desarrollaba con su objeto de estudio: “El sueño nómada es el otro sueño americano: lo experimentan los hobos, los viajeros, autoestopistas, vagabundos y nómadas”.

Hoboemia: hermanos de la carretera

Precisamente con este trabajo Kahana quiso visibilizar a los hobos que siguen existiendo en EEUU. Pero, ¿qué es la hobohemia?: “Cuando oímos esta palabra pensamos en una imagen en blanco y negro, en un anciano abrigado y cansado tirado en un vagón de tren. Pero estas fotos son en color, y representan a una comunidad ferozmente viva que se desplaza por el país, creativamente libre, con unas vistas de los Estados Unidos que otros no ven”.

El mundo hobo hace referencia a los trabajadores trashumantes americanos de principios del siglo XX, a una contrasociedad forjada por trabajadores migrantes “autóctonos” y vertebrada por los trenes de mercancías. A finales del siglo XIX se desarrolló en Estados Unidos toda una contracultura dotada de instituciones, saberes legales e ilegales e incluso una jerga propia. El libro Boxcar Bertha, autobiografía de una hermana de la carretera (Pepitas de Calabaza, 2014) nos da una idea de cuáles eran los fundamentos de esta sociedad paralela. Escrito por Ben Reitman, “el rey de los hobos”, este volumen versa sobre Bertha Thompson, una mujer que fue prostituta, ladrona, trabajadora social y revolucionaria.

Nacido en Minessota en 1879, Reitman se convirtió en el médico de los mendigos y trotamundos, se pasó media vida cuidando de las prostitutas como Thompson, entre ellas las explotadas por Al Capone. Practicó abortos clandestinos y fue un reformador social que terminó relacionándose con la élite intelectual de Chicago. Esta ciudad fue el epicentro del ejército de pobres que se extendieron hacia el medio oeste y el oeste de Estados Unidos durante el siglo XX. Los hobos, a quienes no les faltaban ganas de vivir y adquirir conocimientos, construyeron una sociedad clandestina de la apenas quedan algunos vestigios, ya que fue aniquilada por el asistencialismo social de los años treinta.

Entender la libertad

Kitra Kahana pretende dar a entender que este modo de vida también puede ser una elección. Como explica en su conferencia TED, de día estos jóvenes saltan a vagones de tren, sacan el pulgar y viajan, ya sea con camioneros o madres de familia. Por las noches duermen juntos bajo las estrellas y rodeados de sus perros: “Algunos renuncian al materialismo, empleo, trabajos tradicionales y a una carrera por un poco de aventura. Otros fluyen en los márgenes de la sociedad sin oportunidades para avanzar”. Como explica el libro de Ben Reitman, en la sociedad hobo (trabajadores nómadas) también abundan los tramp (que no trabajan si no queda otro remedio) y los bum (que nunca lo hacen). Kahana explica que en estas comunidades también hay adicción y sufrimiento, no todo es ideal: en la cambiante comunidad retratada en Nomadic hay adolescentes que huyen de la adopción, del abuso y de los hogares crueles: “Yo soy testigo de cómo una larga lista de leyes criminaliza la existencia nómada. En muchas ciudades de EEUU ya es ilegal sentarse en la acera, taparse con una manta, dormir en tu propio coche y ofrecer comida a un extraño”.

Aunque otros vean en ellos historias de fracaso y de experiencias económicas fallidas, explica Kahana, ellos ven su vida desde el prisma de la liberación: “Sacrifican el confort por el tiempo y espacio para explorar, soñar y crear. Prefieren vivir de las sobras de una sociedad derrochadora que esclavizarse por el improbable sueño americano”.

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Kitra Cahana

Fotografías de Kitra Cahana

share