Actualidad

Florida ordena la evacuación urgente de 6,3 millones de personas por la amenaza de Irma

"Irma tiene potencial para devastar Florida", dice el gobernador Rick Scott

Gente acudiendo en masa a los supermercados para abastecerse de víveres, colas en las gasolineras, coches cargados de provisiones, maletas llenadas con prisa. La alerta se siente en Miami y en otras muchas zonas de Florida. Todos quieren alejarse de Irma, el mayor huracán en la historia del océano Atlántico. Todos los que pueden.

El devastador huracán tocó tierra cubana anoche en el Archipiélago de Camagüey, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora. En Florida esperan su llegada esta noche, con el ciclón repuntando a categoría 5. La cuenta atrás ha comenzado, y se preparan para lo peor.

Irma tiene potencial para devastar Florida”, ha advertido el gobernador del Estado, Rick Scott. “Ésta es una tormenta catastrófica como jamás hemos visto. Es más grande, más fuerte y más rápida que Andrew”, ha dicho en referencia al huracán de 1992, el más dañino en la historia reciente de la península de Florida. “Ahora es el momento de evacuar. No podremos salvaros en medio de la tormenta”.

"Irma va a devastar Estados Unidos", afirmó este viernes el director nacional de emergencias, Brock Long

En la noche de ayer, Scott decidió ampliar las órdenes de evacuación iniciales, que afectaban a cerca de 750.000 personas en el área de Miami. Ahora son más de 6,3 millones las personas que han recibido la orden de abandonar la costa este de Florida, con Miami como potencial zona cero, con la mayor celeridad posible.

Se prevé que los primeros vientos fuertes toquen tierra este sábado por la mañana. Luego avanzarán hacia el norte hasta alcanzar las ciudades de Tampa y Miami al anochecer. En ambos núcleos urbanos se prevé una madrugada agitada, si no de pura pesadilla: infraestructuras públicas arrasadas, casas destrozadas, calles inundadas, millones de personas sin electricidad y sin agua corriente...

La amenaza real de Irma dependerá de su evolución en trayectoria y fuerza en las próximas horas. En el peor de los escenarios posibles, Irma puede llegar a cubrir todo el estado, de costa a costa, afectando a los 21 millones de habitantes del estado. Los especialistas del Centro Nacional de Huracanes creen que ese escenario provocaría una devastación inédita en EEUU.

Las autoridades tiene miedo a los vientos huracanados, pero temen aún más los posibles efectos de una previsible subida del nivel del mar. Irma puede llegar a provocar un alza en el nivel del mar de hasta cuatro metros, lo que podría dejar centenares de casas literalmente sumergidas.

Los daños causados por Irma a su paso por las islas de San Martín y San Bartolomé han sido evaluados en 1.200 millones de euros

Un país en guerra contra Irma

El trauma reciente de Harvey, el huracán que asoló Texas el mes pasado, parece haber hecho mella en la conciencia de los legisladores de EEUU. Frente a los titubeos y las negativas a autorizar partidas extraordinarias para paliar los daños entonces, el Gobierno federal se ha volcado con Florida ante la amenaza de Irma.

Además de liberar fondos y respaldar la decisión del Estado de declarar el estado de emergencia en sus 67 condados, la Casa Blanca y el Pantágono ha ordenado la movilización de numerosos efectivos militares, buques y aviones para ayudar en las tareas de monitorización o rescate ante lo que pueda pasar.

La Armada mantiene cuatro buques en alerta, dos de ellos junto a la costa de Florida. La Guardia Nacional tiene a 7.000 efectivos en alerta y está lista para movilizar a 30.000 personas. Las Fuerzas Aéreas han desplegado un escuadrón de aviones 'cazahuracanes' y hasta 100 helicópteros de la Guardia Costera están a punto para auxiliar a la población de Florida. A eso se suman los más de 7.000 voluntarios que se han ofrecido a colaborar en lo que haga falta.

Irma se cierne sobre el sur de EEUU pocas semanas después del paso del huracán Harvey por Texas. Harvey dejó 60 muertos y causó daños materiales valorados en torno a los 200 millones de dólares

La pesadilla de Irma no acabará en Florida. El Centro Nacional de Huracanes prevé para los próximos días grandes cantidades de lluvia y vientos fuertes también en los estados de Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, ordenó el pasado jueves la evacuación obligatoria de la ciudad de Savannah y otras zonas costeras del Estado. Se prevén llamamientos similares para Carolina del Sur y Carolina del Norte en las próximas horas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar