PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Supositorios vaginales de cannabis contra el dolor menstrual? Así es

H

 

Marihuana para tu pelvis. ¿Solución divina o riesgo innecesario?

PlayGround

05 Febrero 2016 06:00

Menstruar mola, pero en esta sociedad duele, nos decía Erika Irusta. Duele, aunque no debería doler, matizaba. Para la única pedagoga menstrual del mundo ese dolor tiene casi más que ver con condicionamientos sociales que con lo estrictamente biológico. “Menstruamos en un mundo hecho contra y sobre nosotras. Estamos estresadas por el hecho de menstruar, de no poder perder trabajo, de no poder descansar...”

La regla es vista como una interrupción fastidiosa, un estorbo que hay que minimizar como sea. Cualquier remedio es bueno mientras funcione, parece ser el consenso. Y si ya te estás dopando con Ibuprofeno, Buscapina, Antalgín... ¿Por qué no probar a calmar tu bajo cuerpo con marihuana?

No hablamos de fumar un canuto con la esperanza de apaciguar calambres y dolores. Hablamos de otro tipo de preparado algo más invasivo: supositorios vaginales de cannabis. Dopaje natural, directo a la pelvis.



Foria, marca conocida por su “lubricante-terapéutico-afrodisíaco” a base de aceites de coco y cannabis —un producto que promete un "placer eufórico natural" y que le ha regalado “hasta 15 minutos de orgasmos” a algunas mujeres, según sus testimonios—, acaba de poner en circulación Foria Relief, el primer supositorio del mercado que utiliza el cannabis para tratar los dichosos dolores menstruales.

Los supositorios están compuestos de cannabidiol, tetrahidrocannabinol y manteca de cacao orgánico

Las cápsulas están hechas a base de tres ingredientes naturales: cannabidiol (CBC,10 miligramos), tetrahidrocannabinol (THC, 60 miligramos) y manteca de cacao orgánico. Tienen el tamaño de un tampón, son respetuosos con el ph vaginal (según la marca) y tardan entre 15 y 30 minutos en hacer efecto.

Puede que te estés preguntando: ¿puedo acabar “colocada” si uso estos supositorios?

La marca no lo descarta.

En su web explican que la mayoría de las mujeres no experimentan ningún “high”, pero advierten de que los resultados pueden variar de persona a persona. Si te decides a probar el producto, tenlo en cuenta a la hora de planificar tu día.

Sabemos que el cannabis puede ayudar con el dolor. A menudo vemos a pacientes con dismenorrea. El supositorio es una modalidad fantástica que ayuda a esos pacientes (Dr. Morton Barke)



Entre aplausos y cautelas

Como cabría esperar, el lanzamiento de Foria Relief ha sido ampliamente celebrado por los defensores del uso medicinal del cannabis.

“Sabemos que el cannabis puede ayudar con el dolor. A menudo vemos a pacientes con dismenorrea o menstruación dolorosa. El supositorio es una modalidad fantástica que ayuda a esos pacientes”, ha dicho Morton Barke, ginecólogo retirado y actual director médico de ECMM Venice, un centro médico dedicado a evaluar la idoneidad de tratamientos con marihuana médica en el caso de enfermedades crónicas.

También mujeres que lo han probado hablan positivamente sobre sus efectos.

Otros médicos, sin embargo, se muestran más cautelosos.

“Estas cápsulas aún no han sido estudiadas y no han sido evaluadas por la Food and Drug Administration (FDA). Están asumiendo que, como el cannabis causa relajación muscular, puede ayudar a calmar el dolor menstrual. Pero yo estaría preocupada si las mujeres usaran el producto antes de ser totalmente evaluado”, explicaba la doctora Helen Webberley a The Huffington Post.

Foria aclara que las afirmaciones que hacen en relación al producto y su eficacia no han sido evaluadas ni confirmadas ni por estudios clínicos ni por ningún tipo de investigación aprobada por la FDA

En realidad, la marca no esconde ese detalle. En su web se puede leer un 'disclaimer' en letra pequeña en el que se explica que la información que facilitan se basa fundamentalmente en experiencias reportadas por pacientes y en la “limitada investigación científica” disponible.

También aclaran que las afirmaciones que hacen en relación al producto y su eficacia no han sido evaluadas ni confirmadas ni por estudios clínicos ni por ningún otro tipo de investigación aprobada por la FDA.

“El alivio está aquí”, reza el eslogan de Foria. Y parece que funciona. Pero nadie te asegura que no pueda darte problemas.



share